Mujeres y niños musulmanes Rohingya arribaron en barco procedentes de Birmania y fueron encerrados en un refugio en Phang Nga, Tailandia. Octubre de 2013.