Cuba

El gobierno cubano continúa reprimiendo el disenso y evitando la crítica pública. Constantemente lleva a cabo detenciones arbitrarias para hostigar e intimidar a críticos, activistas independientes, manifestantes y otras personas. Otras tácticas represivas empleadas por el gobierno incluyen actos públicos de denigración y despidos arbitrarios.