La Presidenta Michelle Bachelet comenzó su segundo mandato en 2014, con el compromiso de abordar las desigualdades sociales y económicas, y se enfocó inicialmente en una reforma de los sistemas educativo y tributario. Su plataforma de campaña instaba a adecuar la ley antiterrorista chilena a los estándares internacionales, y despenalizar el aborto cuando el embarazo ponga en riesgo la vida de la madre, sea inviable o haya sido resultado de una violación. Su gobierno también ha expresado la voluntad de poner fin a la jurisdicción de los tribunales militares en casos de presuntas violaciones de derechos humanos cometidas por carabineros (Policías encargados de mantener el orden público). Si bien la justicia continúa juzgando a personas por abusos cometidos durante la dictadura de Augusto Pinochet, en algunos casos la Corte Suprema de Justicia ha reducido las penas a niveles que no guardan relación con la gravedad de los delitos.

News