La libertad de expresión es un importante indicador, ya que el grado en que una sociedad tolera a personas que representan opiniones minoritarias, poco favorecidas o incluso repudiables, a menudo evidencia cuál es en general su desempeño en derechos humanos. Conforme al derecho internacional, el acceso a información y la libertad de expresión son dos caras de una misma moneda, y ambos han sido propulsados sustancialmente por Internet y otras modalidades de comunicación digital. Al mismo tiempo, también se han acelerado las acciones orientadas a controlar expresiones e información, tanto por parte de gobiernos como de actores privados, bajo la modalidad de censura, restricciones de acceso y actos violentos contra aquellos cuyas opiniones o cuestionamientos se perciben como peligrosos o errados. Desde un primer momento, cuando nos llamábamos Fondo para la Libertad de Expresión (The Fund for Free Expression), hemos luchado contra todo tipo de actos de represión de expresiones, en todos los medios, alrededor del mundo.

News