En todo el mundo hay personas que enfrentan violencia y desigualdad —y a veces torturas o incluso ejecución— debido a quiénes aman, qué aspecto tienen o quiénes son. La orientación sexual y la identidad de género son aspectos integrales de nuestra individualidad y en ningún caso deberían ser motivo de discriminación ni abusos. Human Rights Watch trabaja en la promoción de los derechos de lesbianas, gais, bisexuales y personas transgénero, y sus activistas representan a una multiplicidad de identidades y causas. Documentamos y damos a conocer abusos perpetrados por motivos de orientación sexual e identidad de género en todo el mundo, incluidas torturas, asesinatos y ejecuciones, detenciones posibilitadas por leyes injustas, trato desigual, censura, abusos médicos, discriminación en los ámbitos de salud, empleo y vivienda, violencia doméstica, abusos contra menores, y negación de derechos familiares y reconocimiento. Impulsamos leyes y políticas que protejan la dignidad de todas las personas. Y trabajamos por un mundo donde todas las personas puedan gozar plenamente de sus derechos.

News