Honduras atraviesa una situación de corrupción sistémica, impunidad y violaciones de derechos humanos en un contexto de fragilidad de sus instituciones democráticas. Funcionarios gubernamentales, incluido el Presidente Juan Orlando Hernández, han sido vinculados con la delincuencia organizada. Un nuevo código penal que entró en vigor en 2020 redujo las penas por corrupción y otros delitos relacionados. La mayoría de las violaciones de derechos humanos permanecen en la impunidad. La tasa de homicidios del país continúa entre las más altas del mundo. La actuación del poder judicial y la policía, donde la corrupción y los abusos son generalizados, sigue siendo en gran medida ineficaz. Asimismo, la policía participa en actividades delictivas. Los grupos más vulnerables a la violencia incluyen periodistas, activistas, campesinos y personas lesbianas, gais, bisexuales y transgénero. Hubo escasos avances en los esfuerzos para investigar y juzgar la violencia contra miembros de estos grupos.

 

  • Report

    Violencia y discriminación contra las personas LGBT en El Salvador, Guatemala y Honduras y obstáculos al asilo en Estados Unidos

    A group of men and women march walk while holding rainbow pride flags
  • Report

    El fracaso de México en la protección de niños refugiados y migrantes de América Central

    A 12-year-old Salvadoran boy rests as he waits to be deported, at the National Immigration Institute, in Comitan, Chiapas, Mexico on August 19, 2010. ©2010 Jose Cabezas/AFP/Getty Images

Noticias