El gobierno de Haití y la comunidad internacional han conseguido magros avances en la superación del devastador impacto de los desastres naturales y la letal epidemia de cólera que afectaron recientemente al país. Los retrocesos políticos, la falta de recursos y la fragilidad de las instituciones gubernamentales continuaron mellando los esfuerzos del gobierno de Haití por satisfacer las necesidades básicas de su población y abordar problemas de derechos humanos de larga data, como la violencia contra mujeres y las condiciones carcelarias inhumanas. Por cuarto año consecutivo, en 2014 Haití no cumplió la obligación constitucional de celebrar comicios, lo cual agravó el deterioro del contexto político.

News