Argentina

Existen en Argentina problemas históricos de derechos humanos, como el abuso policial, condiciones penitenciarias deficientes, violencia endémica contra las mujeres, dificultades en el acceso a servicios reproductivos y obstáculos que enfrentan los pueblos indígenas para ejercer derechos que les reconoce el derecho argentino e internacional. También son preocupantes la impunidad por el atentado a la AMIA en 1994 y las disposiciones penales imprecisas que cercenan la libertad de expresión. Argentina continúa logrando avances en la protección de derechos de lesbianas, gais, bisexuales y personas transgénero (LGBT) y en las causas penales para juzgar abusos cometidos durante el “terrorismo de estado” (1976-1983), aunque en algunas se han producido demoras preocupantes.