A pesar de los importantes esfuerzos del movimiento internacional por los derechos de la mujer a lo largo de muchos años, en todo el mundo todavía hay mujeres y jóvenes que contraen matrimonio durante la niñez y que son víctimas de trata con fines de trabajo forzado o esclavitud sexual. Se les niega acceso a educación y participación política, y algunas se ven atrapadas en conflictos en los cuales se recurre a la violación sexual como un arma de guerra. En todo el mundo, los índices de muertes asociadas con embarazos y nacimientos son innecesariamente elevados, y se impide que mujeres tomen decisiones absolutamente personales en su vida privada. Human Rights Watch trabaja en pos del empoderamiento de las mujeres y la igualdad de género, protegiendo los derechos y mejorando las condiciones de vida de mujeres y jóvenes en la práctica.

News