La pandemia de Covid-19 exacerbó la pobreza y la desigualdad, afectando desproporcionadamente al empleo femenino, a pesar de las medidas gubernamentales para mitigar este impacto económico. La policía selecciona a los jóvenes miembros de minorías para realizar controles policiales de identidad discriminatorios. Las autoridades no suelen proporcionar a los niños migrantes no acompañados la atención y los servicios adecuados. Los migrantes y solicitantes de asilo se enfrentan a condiciones de vida inhumanas y a abusos policiales. Los ucranianos son una excepción. La violencia racista sigue siendo preocupante. Las personas con discapacidad son discriminadas. Francia se niega a repatriar a sus nacionales, adultos y niños, detenidos arbitrariamente en el noreste de Siria. La disolución forzada de un importante grupo de lucha contra la discriminación y el mayor uso de procedimientos acelerados en el proceso legislativo suscitan preocupación por el Estado de derecho.

Noticias