Skip to main content

Nicaragua: Declaración verbal de Human Rights Watch

Consejo de Derechos Humanos - Actualización oral provisional de la Resolución 46/2 sobre Nicaragua

La crisis de derechos humanos en Nicaragua iniciada en 2018 se ha agravado.

El 7 de noviembre, el presidente Ortega fue elegido para un cuarto mandato consecutivo en elecciones que no fueron libres, competitivas ni justas. Antes de los comicios, el gobierno detuvo y procesó arbitrariamente a decenas de críticos, incluidos siete candidatos presidenciales. La represión ha continuado y se ha consolidado un gobierno autoritario sin instituciones independientes que puedan poner freno a los abusos del ejecutivo.

La mayoría de los procesos penales contra críticos se sustentaron en acusaciones falsas violando garantías de debido proceso. Muchos estuvieron incomunicados durante semanas o meses en condiciones de detención abusivas. Otras 120 personas percibidas como opositoras siguen detenidas arbitrariamente.

Esta arremetida fue posibilitada por leyes y reformas represivas, aprobadas por legisladores afines al gobierno, que violan los derechos a la libertad de expresión, de reunión y de asociación, así como el derecho a votar y a postularse a cargos públicos.

El gobierno también ha hostigado a la sociedad civil y los medios independientes. Graves abusos incluidos actos de tortura y asesinatos han quedado impunes.  

Los esfuerzos de la comunidad internacional deben orientarse a lograr que el gobierno libere a quienes están detenidos arbitrariamente. Es fundamental la presión internacional firme y sostenida para reestablecer la independencia judicial y las libertades públicas. Instamos al Consejo de Derechos Humanos a establecer un mecanismo internacional independiente de investigación para reunir y preservar evidencia sobre violaciones de derechos humanos en Nicaragua.

Your tax deductible gift can help stop human rights violations and save lives around the world.

Región / País

Las más vistas