Skip to main content

EE. UU.: El proceso electoral necesita tiempo

Tras una participación histórica, el recuento de votos permitirá conocer la voluntad popular

Municipal workers extract Luzerne County ballots from their envelopes, Wednesday, November 4, 2020, in Wilkes-Barre, Pennsylvania. © AP Photo/Mary Altaffer
Municipal workers extract Luzerne County ballots from their envelopes, Wednesday, November 4, 2020, in Wilkes-Barre, Pennsylvania. © AP Photo/Mary Altaffer

(Nueva York) – El proceso electoral en Estados Unidos necesita tiempo para completar el recuento de votos de la elección general del 3 de noviembre de 2020, señaló hoy Human Rights Watch. Las organizaciones de medios de comunicación y las empresas de redes sociales deben mantenerse atentas e impedir que se haga uso de sus plataformas para difundir información errónea o falsa vinculada con los comicios respetando, al mismo tiempo, la libertad de expresión.

“Millones de votantes estadounidenses expresaron su voto en las últimas semanas y durante una jornada electoral que se desarrolló casi sin inconvenientes”, manifestó Kenneth Roth, director ejecutivo de Human Rights Watch. “Los políticos no deciden quién gana. Los funcionarios electorales están cumpliendo con un proceso imparcial y transparente para que la voluntad del pueblo sea la que decida”.

El drástico aumento en el número de votos enviados por correo debido a la pandemia de Covid-19 ha incrementado las demoras que son habituales en el cómputo de votos, y en varios estados aún es muy pronto para anunciar resultados. Temprano en la mañana del 4 de noviembre, el presidente Donald Trump anunció falsamente que había ganado la elección y planteó señalamientos temerarios e injustificados de supuesto fraude.

Las plataformas de redes sociales deben eliminar, marcar o limitar la propagación de desinformación e información errónea con respecto a las elecciones, conforme lo exigen sus políticas sobre contenidos y, a su vez, deben asegurarse de que se respete la libertad de expresión, señaló Human Rights Watch. Las organizaciones de noticias deben realizar una cobertura crítica de la desinformación y la información errónea acerca de la elección, y presentar estos datos acompañados del contexto correspondiente. 

Se han producido manifestaciones repentinas de todos los signos políticos y se espera que haya otras en los próximos días. Human Rights Watch y varias organizaciones enviaron cartas a funcionarios estatales y locales instándolos a cerciorarse de que las autoridades de aplicación de la ley (incluidos policías y alguaciles locales, miembros de la Guardia Nacional y de otras unidades militares, y agentes federales) permitan que los manifestantes se reúnan en forma pacífica conforme a los estándares internacionales.

Los gobiernos y las organizaciones internacionales deben ser cautelosos al pronunciarse sobre los resultados electorales hasta que se determine claramente quién es el ganador, explicó Human Rights Watch. Los líderes extranjeros y los órganos internacionales de derechos humanos deben ratificar que el proceso institucional para determinar al ganador de la elección presidencial de EE. UU. se encuentra en curso, y deben dar seguimiento a la situación de los derechos humanos en el país y estar preparados para hablar en defensa de los derechos de voto, libertad de expresión y reunión pacífica.

“Conceder a los funcionarios electorales locales el tiempo suficiente para cerciorarse de que el recuento de votos se desarrolle acorde con el respeto de los derechos es una condición esencial para la rendición de cuentas democrática y el reconocimiento de los derechos humanos en Estados Unidos”, manifestó Roth. “Las autoridades de aplicación de la ley deben respetar y proteger las manifestaciones pacíficas. Y los medios tradicionales y sociales tienen la responsabilidad de contrarrestar la desinformación acerca de los comicios y los mensajes de incitación dirigidos a los votantes en sus plataformas”.

Your tax deductible gift can help stop human rights violations and save lives around the world.

Región / País