(New York) – El brutal asesinato de 21 egipcios, en su mayoría cristianos, que permanecían secuestrados a manos de un grupo extremista libio representa un crimen de guerra y los responsables deben rendir cuentas. Las autoridades libias deberían tomar medidas inmediatas para llevar a los responsables ante la justicia y las Naciones Unidas deberían establecer un mecanismo para investigar y enjuiciar estos delitos.

El grupo armado afirma que los hombres han jurado lealtad al grupo extremista Estado Islámico (también conocido como ISIS.) Un video publicado el 15 de febrero de 2015, muestra a integrantes de un grupo armados decapitando a 21 hombres, la mayoría o casi todos, egipcios coptos en Libia. El asesinato ocurrió al parecer en una playa cercana a la ciudad de Sirte, en el oeste de Libia. El 16 de febrero, Egipto anunció que su fuerza aérea había llevado a cabo ataques aéreos en respuesta a los asesinatos, con el objetivo de atacar a militantes islamistas en Derna, al este de Libia. Un residente de Derna dijo a Human Rights Watch que los ataques aéreos mataron al menos a seis civiles.

"ISIS está horrorizando una vez más al mundo al perpetrar crímenes de guerra, esta vez sin mostrar misericordia en Libia", dijo Sarah Leah Whitson, directora de Oriente Medio y Norte de África. "Sin embargo, cualquier enfrentamiento militar contra ISIS debe tomar en cuenta todas las medidas posibles para evitar la muerte de civiles".

La ONU debería establecer un mecanismo de investigación internacional o designar un relator especial para investigar los crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad en Libia, con miras a la persecución, dijo Human Rights Watch. La Corte Penal Internacional (CPI) debe examinar a detalle este y otros delitos graves que están ocurriendo actualmente en Libia, a fin de determinar si son necesarias futuras investigaciones. El asesinato de civiles por integrantes de un grupo que participa en un conflicto armado es un crimen de guerra.

Para leer el resto del comunicado en inglés de clic aquí 

Vea a continuación los nombres de las 21 víctimas ejecutadas

  1. Milad Makeen Zaki
  2. Abanub Ayad Attiya
  3. Majid Suleiman Shehata
  4. Yousuf Shukri Yunan
  5. Kirollos Shukri Fawzi
  6. Bishoy Estefanus Kamel
  7. Samuel Estefanus Kamel
  8. Malak Ibrahim Sinyout
  9. Tawadros Yousuf Tawadros
  10. Girgis Milad Sinyout
  11. Mina Fayez Aziz
  12. Hani Abdelmessih Salib
  13. Bishoy Adel Khalaf
  14. Samuel Alham Wilson
  15. Unnamed worker from Awr village
  16. Ezzat Bishri Naseef
  17. Lucas Nagaty
  18. Gaber Munir Adly
  19. Essam Baddar Samir
  20. Malak Farag Abram
  21. Sameh Salah Farouq