(Washington, DC) - Un grupo ocho organizaciones laborales y de derechos humanos pidieron hoy al gobierno colombiano respetar la labor de los sindicalistas y defensores de los derechos humanos en Colombia y retractarse de declaraciones que ponen en riesgo a estos trabajadores.

"Buscamos esta acción a la luz de la reciente amenaza de muerte a un abogado de una prominente organización de derechos humanos y las repetidas declaraciones del gobierno que estigmatizan a los defensores de derechos humanos y a los miembros de sindicatos", dijeron los grupos en un comunicado.

Lina Paola Malagón, abogada de una organización de derechos humanos, la Comisión Colombiana de Juristas (CCJ), recibió una amenaza de muerte firmada por el Bloque Capital de las Águilas Negras el 2 de marzo de 2009, citando su trabajo para su organización y en nombre los sindicalistas.

Defensores de los derechos humanos y sindicalistas son frecuentemente objeto de amenazas y violencia en Colombia. El problema se ha visto agravado por el hecho de que altos funcionarios del Gobierno continuamente estigmatizan la labor de los defensores de derechos humanos y sindicatos.

Los grupos incluyen: la Federación Estadounidense del Trabajo y el Congreso de Organizaciones Industriales (AFL-CIO), Human Rights First, Human Rights Watch, International Brotherhood of Teamsters, el Grupo de Trabajo América Latina (LAWG), el Proyecto Estadounidense de Educación Laboral en las Américas (US LEAP); la Oficina de los EE.UU. en Colombia, y la Oficina de Washinton en América Latina (WOLA).