Todavía estamos investigando qué fue lo que mató a decenas e hirió a centenares de personas por exposición a químicos en Khan Sheikhoun, en el norte de Siria, el 4 de abril. ¿Las fuerzas del gobierno sirio usaron armas químicas, como nos lo afirman los residentes locales? ¿O acaso una bomba podría haber impactado en productos químicos que se encontraban en el terreno? El general de división Igor Konashenkov, portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, afirmó esto último cuando el martes, a través de un video en la página de Facebook del ministerio, dijo que el ataque sirio impactó en un depósito utilizado para almacenar municiones que contenían gas tóxico, pero al hacerlo realizó algunas declaraciones inexactas.

Mayor Igor Konashenkov, portavoz del Ministerio de Defensa ruso, durante una conferencia de prensa en Moscú, Rusia, el 26 de septiembre de 2016.

© 2016 Reuters

En primer lugar, dijo que municiones de este almacén habían sido llevadas a Irak y usadas allí. Human Rights Watch ha documentado el uso de armas químicas en Irak. Pero en Irak, fue Estado Islámico (también conocido como ISIS) el que usó estas armas. E ISIS no tiene control sobre Khan Sheikhoun. A su vez, las armas químicas cuyo uso documentó Human Rights Watch en Irak provocaban dolorosas quemaduras que son compatibles con un agente mostaza, también conocido como agente “vesicante”. Las víctimas de Idlib no presentaban esos síntomas. (También es posible que ISIS haya usado otras armas químicas en Irak).

En segundo lugar, indicó que las mismas armas también habían sido utilizadas en Alepo a fines de 2016. En ese entonces, Konashenkov señaló que expertos del Ministerio de Defensa de Rusia confirmaron que “los terroristas” habían llenado las municiones con cloro. Sin embargo, los síntomas de las víctimas de Idlib incluían pupilas puntiformes, una reacción asociada con un agente nervioso. Un ataque con cloro no podría haber provocado pupilas puntiformes.

Es crucial que se determine exactamente qué sucedió en Khan Sheikhoun. Que los funcionarios rusos difundan información falsa no va ser precisamente de ayuda. El Consejo de Seguridad, incluidos Rusia y China, debería exigir que Siria y otras partes en la guerra cooperen plenamente con los investigadores y anunciar que habrá consecuencias concretas si esa cooperación no ocurre.