(Nueva York) – Tras meses de demoras, Estados Unidos completó el traslado de seis detenidos desde el centro de detención en Bahía de Guantánamo hacia Uruguay el 7 de diciembre de 2014. Los traslados redujeron la cantidad de reclusos en Guantánamo de 142 a 136.

“El envío de seis detenidos a Uruguay es un paso importante para que cese la injusta situación de personas que están recluidas por tiempo indefinido en Guantánamo sin ser acusadas”, expresó Laura Pitter, especialista sénior en seguridad nacional de Human Rights Watch. “Si bien la responsabilidad de la detención ilegal en Guantánamo corresponde a EE. UU., otros países pueden ayudar a poner fin a este abuso siguiendo el ejemplo de Uruguay al recibir a los detenidos”.

Debido a las restricciones legislativas para el traslado de detenidos dentro de territorio estadounidense, la cooperación que presten otros países al recibir a algunas de esas personas permitirá acelerar los esfuerzos destinados a erradicar la detención indefinida en Guantánamo, señaló Human Rights Watch.

Los transferidos fueron: Ahmed Adnan Ahjam, Ali Husein Shaaban, Abd al Hadi Omar Mahmoud Faraj y Abu Wa’el Dhiab, todos de nacionalidad siria; Mohammed Abdullah Tahamuttan, de nacionalidad palestina; y Abdul Bin Mohammed Bin Abess Ourgy, de Túnez. Las autoridades estadounidenses ya han autorizado la liberación de todos ellos.