(Londres) – El diplomático y político español Javier Solana, la activista pakistaní de derechos humanos Hina Jilani, y el banquero de inversión y empresario japonés Oki Matsumoto se han sumado a la junta directiva de Human Rights Watch, señaló hoy Human Rights Watch.

“Estamos encantados de que gente tan brillante se una a nuestra labor de investigar y exponer los abusos contra los derechos humanos en todo el mundo”, dijo James F. Hoge Jr., presidente de la junta directiva de Human Rights Watch. “En nuestros esfuerzos por presionar a los gobiernos para que protejan los derechos de todos, nos beneficiaremos enormemente de su asesoramiento e influencia”.

Javier Solana, actualmente presidente del Centro de Economía y Geopolítica Global de la universidad ESADE, fue durante 10 años el Alto Representante del Consejo para la Política Exterior y de Seguridad Común de la Unión Europea. Como Secretario General de la OTAN, negoció la Ley de la OTAN-Rusia y presidió la creación del Consejo de la Asociación Euro-Atlántica (CAEA). Anteriormente, ocupó diversos cargos en el Gobierno español, incluido el de ministro de Relaciones Exteriores.

Hina Jilani es una conocida abogada y activista de derechos humanos en Pakistán, y una de las fundadoras de las organizaciones no gubernamentales Comisión de Derechos Humanos de Pakistán y el Foro de Mujeres en Acción. De 2000 a 2008, ejerció como Representante Especial del Secretario General de las Naciones Unidas de los Defensores de los Derechos Humanos. En 2006, fue asignada a la Comisión Internacional de Investigación sobre la situación en Darfur.

Oki Matsumoto es el presidente ejecutivo y fundador de Monex Group, Inc., un importante grupo de servicios financieros en línea, y ayudó a lanzar la delegación de Human Rights Watch en Tokio en 2009. Actualmente se desempeña como miembro externo de las juntas de la Bolsa de Tokio, el Banco Shinsei y Kakaku.com, Inc. También ha ocupado diversos cargos públicos, incluyendo el de miembro de la Junta de Gobernadores de la Asociación de Corredores de Valores de Japón.

Human Rights Watch es una de las organizaciones más importantes del mundo dedicadas a la defensa y protección de los derechos humanos de todos, con una plantilla de 280 personas que trabajan en docenas de países.