En una decisión histórica, la Suprema Corte de Justicia de México dictaminó que es constitucional la ley de la Ciudad de México que despenaliza el aborto realizado durante las primeras 12 semanas de gestación. En un procedimiento transmitido públicamente, la Corte se pronunció, con ocho votos contra tres, a favor de la ley de la Ciudad de México que entró en vigor en 2007. En los próximos días se espera un dictamen escrito de la Corte.

“Esta decisión asegura que México está observando la legislación de derechos humanos fundamentales”, dijo José Miguel Vivanco, director de la División de las Américas de Human Rights Watch. “La despenalización del aborto salva las vidas de las mujeres y respeta su igualdad y autonomía. Aplaudimos la decisión de Corte y esperamos que otros gobiernos en toda América Latina tomen nota”.

Según cifras del Distrito Federal, más de 12,000 mujeres han utilizado los servicios del aborto seguro y legal en la Ciudad de México desde que la ley entró en vigor en abril de 2007.

En muchos lugares del mundo donde el aborto está prohibido o legalmente restringido, las mujeres suelen procurarse abortos en condiciones clandestinas e inseguras, lo que contribuye a la discapacidad y mortalidad maternas. La decisión de la Suprema Corte de México ayudará a asegurar que las mujeres de la ciudad más poblada de la nación tengan acceso a este servicio básico de salud y no tengan que recurrir a procedimientos inseguros que podrían amenazar sus vidas.