(New York, 11 de marzo de 2004)—Los atentados con bomba de hoy contra trenes en Madrid son un asalto contra el principio fundamental del respeto a las vidas civiles, y los responsables deben ser capturados y llevados ante la justicia, señaló hoy Human Rights Watch.

Una vez más, la lógica del terrorismo—de que el fin justifica los medios—ha llevado a las horribles muertes y heridas de cientos de personas inocentes. Esta lógica es la antitesis de los valores más elementales de la humanidad. No puede haber justificación para los actos que atentan contra el derecho a la vida y el Estado de Derecho.

Las autoridades españolas han declarado que los responsables serán capturados y pagarán por su crimen. En ese esfuerzo, el gobierno debe defender los mismos principios que han sido atacados hoy. En la captura y el enjuiciamiento de los responsables, España tiene que respetar el Estado de Derecho y adherirse a sus obligaciones en materia de derechos humanos. Debe reforzar la idea de dedicación a los principios que prevalecerán en última instancia sobre la lógica del terror.

Human Rights Watch extiende sus condolencias a las víctimas de los atentados, sus seres queridos y el pueblo español.