La crisis venezolana

Venezuela enfrenta una crisis de derechos humanos y humanitaria. El gobierno de Maduro se ha aprovechado de la enorme concentración de poder para gradualmente erosionar garantías de derechos fundamentales y controles a su propio poder. Opositores del gobierno, incluyendo manifestantes, críticos, y políticos de oposición han sido arbitrariamente detenidos y perseguidos penalmente. Organizaciones venezolanas estiman que hay más de 100 presos políticos. Las fuerzas de seguridad han cometido gravísimos abusos, incluyendo casos de tortura. El Tribunal Supremo de Justicia, que carece de independencia, ha apoyado abusos cometidos por el gobierno y le ha quitado sus facultades a la Asamblea Nacional. La severa escasez de medicinas y alimentos afecta gravemente la posibilidad de los venezolanos de acceder a una nutrición y servicios de salud adecuados.

Novedades sobre la crisis venezolana

Han pasado tantas cosas en las últimas semanas, que nos pareció oportuno empezar este blog contando en dónde se encuentra el debate sobre si Venezuela está cumpliendo con sus obligaciones internacionales establecidas en la Carta Democrática Interamericana. Los hechos más recientes dejan en evidencia una vez más la ausencia de independencia judicial y separación de poderes en Venezuela, y hasta dónde está dispuesto a llegar el gobierno para reprimir la discusión sobre la crisis, lo cual hace que la creciente presión internacional sobre el gobierno de Maduro sea ahora más importante que nunca para restablecer los derechos humanos y el estado de derecho.

Libertad de prensa bajo asedio

El 26 de abril, dos expertos en libertad de expresión de las Naciones Unidas y de la Comisión Interamericana de Derechos humanos rechazaron la censura oficial y el bloqueo de espacios informativos en Venezuela, así como la detención, los ataques, y la estigmatización de periodistas y trabajadores de medios que cubren manifestaciones en Venezuela.

Al menos 12 periodistas venezolanos e internacionales habrían sido detenidos, algunos por horas y otros por días, según el comunicado. El periodista Braulio Jatar, quien fue detenido después de que su medio de comunicación independiente reportara sobre una protesta contra el Presidente Nicolás Maduro en septiembre de 2016, sigue detenido.

Al menos tres plataformas de contenidos en línea que ofrecen información de interés público y noticias en Venezuela fueron bloqueadas por prestadores de servicio de internet privados, aparentemente después de recibir la orden de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones, dijeron los expertos de la ONU y la CIDH. Y al menos tres medios de comunicación internacionales de noticias han sufrido interrupciones o se ordenó la suspensión de su señal.

Para información actualizada sobre ataques contra periodistas y la prensa, visite la página web de la ONG venezolana Espacio Público.

Datos oficiales: Muertes, detenciones, heridos

Entre el 3 y el 25 de abril, 26 personas fallecieron en Venezuela en “hechos violentos”, 437 resultaron lesionadas y hubo 1289 detenidos, según la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz. Una lista oficial de los fallecidos, la mayoría de los cuales fueron heridos por armas de fuego, está disponible aquí. La fiscal general sostuvo que 65 personas habían sido privadas de libertad y otras 217 personas serían presentadas ante los tribunales el 25 de abril.

La represión del disenso me empujó a un segundo exilio

María Patricia Molina, de 27 años, se trasladó a Brasil cuando estaba en el séptimo mes de embarazo, a causa de la inseguridad y la escasez de alimentos y medicamentos en Venezuela. Su hija Sasha nació en el Hospital de Maternidad de Roraima el 15 de febrero de 2017. Molina había pedido asilo y cuando dialogó con Human Rights Watch estaba esperando una respuesta del organismo de refugiados brasileño. 15 de febrero de 2017.

No corría el aire en el pabellón hacinado, pero María contemplaba plácidamente a Sasha, su beba recién nacida. María estaba lejos de su familia y sus amigos, pero había llegado a una tierra de relativa abundancia donde, por lo menos, no faltan pañales ni aceite.

Cubriendo Venezuela para Human Rights Watch (HRW) durante los últimos ocho años, he visto al país sumirse en una espiral de represión y carencias. En las últimas semanas, las fuerzas de seguridad han empleado un uso excesivo de la fuerza y lanzado gases lacrimógenos indiscriminadamente contra manifestantes opositores, y el Tribunal Supremo de Justicia en la práctica cerró la Asamblea Nacional (aunque luego revirtió parte de sus sentencias, respondiendo a un "exhorto" del presidente). Quedan pocas dudas de que el gobierno de Nicolás Maduro se parece cada vez más a una dictadura con todas sus letras, dijo Tamara Taraciuk Broner en un artículo publicado por La Nación.

 

OEA vs CELAC

El 24 de abril, 16 estados miembros de la OEA solicitaron una reunión del Consejo Permanente de la organización para aprobar una resolución que convoca a una reunión de consulta de ministros de relaciones exteriores para considerar la “Situación de la República Bolivariana de Venezuela”. Cita un artículo de la Carta de la OEA que autoriza a convocar este tipo de reuniones para “considerar problemas de carácter urgente y de interés común”. La reunión se llevará a cabo el miércoles 26 de abril a las 16 hs (hora local).

Mientras tanto, el 25 de abril, la canciller venezolana advirtió que si la reunión de cancilleres se realiza sin el consentimiento de Venezuela, el gobierno se retiraría de la OEA. Debe notarse, sin embargo, que, según el artículo 143 de la Carta de la OEA, tal decisión solo entraría en efecto dos años más tarde.

La canciller venezolana también sostuvo que el gobierno de Venezuela estaba organizando otra reunión extraordinaria de ministros de relaciones exteriores para denunciar “la violencia opositora”. Solamente aliados del gobierno venezolano que son miembros de otra organización regional llamada CELAC fueron invitados a esta cita. La reunión está convocada para el 2 de mayo.

El “Defensor del Pueblo” sobre aislamiento de Leopoldo López

Con frecuencia, las autoridades venezolanas han prohibido visitas a Leopoldo López—el líder opositor que fue arbitrariamente detenido y condenado a casi 14 años de prisión—por su familia o abogados. La sanción más reciente, según su esposa, lleva un mes de vigencia. En vez de cuestionar la sanción, el Defensor del Pueblo venezolano, Tarek William Saab, dijo que había realizado una “mediación” ante las autoridades y que la familia podría verlo luego de cumplir con la “sanción.” Esto se suma a la lista de abusos sobre los cuales Saab no se ha pronunciado, y ha llevado a que más de 100 organizaciones no gubernamentales venezolanas le pidieran que renuncie.

La emigración venezolana en números

El 21 de abril, el periódico español El País publicó que 3.960 venezolanos habían solicitado asilo en 2016—un número siete veces mayor que el de 2015, cuando 585 venezolanos lo solicitaron. Más venezolanos solicitaron asilo en España que personas de cualquier otra nacionalidad. Según información oficial revisada por Human Rights Watch, 124 venezolanos solicitaron asilo en 2014, mientras que solo 35 lo hicieron en 2013 y 28 en 2012.

Aunque España es un destino habitual para venezolanos que huyen de la crisis política, económica y humanitaria en su país, una revisión de fuentes oficiales en otros lugares muestra un aumento similar de la inmigración venezolana:

  • En Argentina, las radicaciones temporarias a venezolanos aumentaron de 1.777 en 2014 a 4.707 en 2015, y hubo 3.768 solo en el primer cuatrimestre de 2016.
  • En Brasil, desde el 2012 hasta el 31 de diciembre de 2016, 4.670 venezolanos habían solicitado asilo. La cantidad de venezolanos que solicitaron asilo en Brasil aumentó de 54 en 2013, a 208 en 2014, 825 en 2015 y 2.595 entre enero y el 1 de diciembre de 2016. Hay más de 4.000 venezolanos en lista de espera para solicitar asilo en Brasil.
  • En Chile, las visas otorgadas a nivel nacional (de estudiante, sujetas a contrato y temporarias) para venezolanos aumentaron de 1.463 en 2013, a 2.874 en 2014 y a 8.381 en 2015.
  • En México, en 2014, 56 venezolanos solicitaron refugio, y 9 fueron reconocidos; en 2015, 57 solicitaron refugio y 26 fueron reconocidos, y en 2016, 361 solicitaron refugio y 296 fueron reconocidos.
  • En Perú, la cantidad de extranjeros inscriptos para obtener carnet de extranjería aumentó de 180 en 2013, a 550 en 2014, 1.445 en 2015 y 1.543 en 2016.
  • En Estados Unidos, en 2014, Venezuela pasó a ser parte de la lista de las “Principales Nacionalidades que Solicitaron Asilo ante USCIS.” En diciembre de 2014, se recibieron 395 aplicaciones, en diciembre de 2015 se recibieron 958, y en diciembre de 2016 se recibieron 2.334. En 2016, Venezuela pasó a ser el primer país en la lista.

 

Las manifestaciones continúan

Hoy, la oposición venezolana organizó el “Gran Plantón Nacional,” una manifestación que consiste en cerrar las calles principales en distintas ciudades. Para información actualizada sobre lo que está ocurriendo en diferentes lugares del país, visiten la página web de NTN24.

Qué debe hacer la comunidad internacional sobre Venezuela

Manifestantes se enfrentan con las fuerzas de seguridad venezolanas durante la llamada "Madre de todas las marchas" contra el presidente Nicolás Maduro en Caracas, Venezuela, el 19 de abril de 2017.

Decenas de miles de venezolanos que han llegado a un punto de inflexión ante la crisis humanitaria y política que atraviesa Venezuela, salieron masivamente a las calles en todo el país el miércoles pasado. Pedían que el gobierno permita el ingreso de ayuda humanitaria a Venezuela para asistir a la enorme cantidad de personas que intentan desesperadamente conseguir alimentos y medicamentos. Y exigían que el gobierno celebre elecciones, libere a los presos políticos y restablezca la independencia judicial y los poderes de la Asamblea Nacional.

La dura reacción del gobierno venezolano fue una réplica absolutamente irresponsable de su respuesta a protestas anteriores. La respuesta del gobierno a estas protestas es otra prueba más de la necesidad de que exista una firme presión internacional, especialmente de la región, que conduzca al restablecimiento de los derechos humanos y la democracia en Venezuela—y es, además, una demostración del costo potencial de no hacerlo, dijeron José Miguel Vivanco y Tamara Taraciuk Broner en un artículo publicado por CNN

 

Saqueos y muerte en una urbanización popular en Caracas

En la noche del 20 de abril, ocurrieron incidentes de saqueos en El Valle, una urbanización popular en Caracas, según el Caracas Chronicles. Miembros de las fuerzas de seguridad fueron enviadas para enfrentar a los responsables de los saqueos, junto con civiles armados con vínculos al gobierno, según reportes. En las redes sociales se reprodujeron videos y audios con sonidos de disparos, así como información que indica que el Hospital Materno Infantil debió ser evacuado luego de que entrara gas lacrimógeno al edificio. Residentes locales montaron una serie de pequeñas barricadas para intentar impedir que pasaran las fuerzas de seguridad y los grupos armados, reportó el Caracas Chronicles.

El 21 de abril, el Ministerio público informó que estaba investigando la muerte de 11 personas, incluyendo un joven de 17 años, y heridas a otras seis personas en El Valle durante el 20 y 21 de abril. Algunas víctimas habían sido electrocutadas y otras por heridas causadas por armas de fuego. El Ministerio Público también estaba investigando la muerte de otra persona que murió en un “hecho similar” en Petare, otra urbanización humilde en Caracas. 

Mellizos torturados hasta confesar

El 18 de abril, un juzgado penal de Caracas dispuso la prisión preventiva de los hermanos mellizos (o “morochos”, en Venezuela) de 22 años Francisco José Sánchez Ramírez y Francisco Alejandro Sánchez Ramírez. Ambos son estudiantes universitarios y activistas opositores, y habían sido detenidos cinco días antes y acusados de participar en un atentado contra un edificio de la magistratura, ocurrido el 8 de abril durante una protesta contra el gobierno.

El día de la detención, el Ministro de Interior y Justicia tuiteó que las fuerzas de seguridad habían dado un “duro golpe al terrorismo de la derecha venezolana” y que los mellizos “organizaban actos terroristas y atentados contra la paz del país”. El ministro manifestó que habían “confesado” su participación en actos de “violencia” y que el gobierno había “recabado valiosos elementos de prueba que comprometen a dirigentes de la derecha con los actos terroristas”.

El 16 de abril, el Presidente Nicolás Maduro difundió un video que supuestamente mostraba a uno de los mellizos, con el rostro difuminado —y en el que se habían modificado las voces de quienes lo interrogaban—, mientras confesaba que un político opositor le había pagado para reclutar a personas y participar en actos violentos.

Pero José Sánchez, abogado y padre de los mellizos, afirmó que estos, en la audiencia, le dijeron al juez que, tras ser detenidos cuando salían de la vivienda de la novia de uno de ellos, fueron conducidos hasta la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN), donde sufrieron abusos físicos y fueron amenazados de muerte para que se prestaran a filmar el video. Cuando el padre visitó la sede del SEBIN ese día, le dijeron que sus hijos no estaban allí. Recién pudo verlos 72 horas después, según contó.

El padre afirmó que, durante la audiencia, un fiscal sostuvo que el video no podía usarse como prueba contra los hermanos, y que se investigarían los señalamientos de tortura.

En una aparición pública ante la Asamblea Nacional el 18 de abril, el padre lloró cuando repitió lo que le habían dicho los mellizos: “Nos doblaron, pero no nos quebraron. Papá, dígale a todos nuestros amigos, que las lágrimas de hoy serán la sonrisa del mañana”.

 

Miles protestan por crisis de derechos humanos en Venezuela

La oposición venezolana convocó hoy a lo que han denominado la “madre de todas las marchas”, que movilizó a miles de personas a las calles en reclamo de elecciones, la liberación de los presos políticos, el restablecimiento de la independencia judicial y los poderes de la Asamblea Nacional, y de que se permita que llegue ayuda humanitaria suficiente al país. 

Demonstrators clash with riot police during the so-called "mother of all marches" against Venezuela's President Nicolas Maduro in Caracas, Venezuela April 19, 2017. 

La participación fue masiva. Sin embargo, nunca nos enteraríamos si fuera por la información difundida por fuentes oficiales venezolanas, incluidos el vicepresidente, Telesur y VTV, que informan únicamente sobre mítines a favor del gobierno en los cuales participaron bastantes personas y se ven a algunos que cantan y bailan “en defensa de la paz”.

Sin embargo, hoy no hay en Venezuela demasiados motivos para cantar y bailar. Dejemos de lado, por un instante, la crisis política, económica, de derechos humanos y humanitaria que llevó a miles de personas a las calles en señal de protesta. Hoy las fuerzas de seguridad usaron la fuerza y gases lacrimógenos contra manifestantes, y decenas de personas fueron detenidas.  Periodistas que daban cobertura a las protestas fueron hostigados, tanto por miembros de las fuerzas de seguridad como por partidarios del gobierno, y un canal de televisión por cable que cubrió las protestas fue sacado del aire. Al menos una persona perdió la vida: un joven de 17 años que no estaba participando en las manifestaciones murió luego de recibir un disparo en la cabeza.

Lo que sucedió era totalmente previsible. Las protestas de hoy se dieron en el marco de tensiones explosivas, y en un país en el cual las fuerzas de seguridad han reprimido brutalmente manifestaciones de opositores, a veces en colaboración con grupos armados partidarios del gobierno. Antes de la manifestación de hoy, el Presidente Nicolás Maduro —invocando su slogan de “defender la paz”— acusó a la oposición de ir por “el camino de la violencia, de la conspiración, del golpismo [y] del intervencionismo”. También anunció que multiplicaría la cantidad de milicias afines al gobierno y les proporcionaría fusiles, y organizó manifestaciones paralelas en apoyo al gobierno para contrarrestar la protesta de la oposición.

Anticipándose a las manifestaciones de hoy, la mirada de la región ya estaba puesta en Venezuela. Lo que está sucediendo hoy debería ser otra prueba más de lo importante que es que haya una firme presión internacional para que se reestablezcan los derechos humanos y la democracia en Venezuela, y de que el costo y el riesgo de no ejercer tal presión son cada vez más altos.

Imágenes en vivo de las protestas del 19 de abril

Acá pueden ver imágenes en vivo de las protestas contra el gobierno venezolano:

Maduro se prepara para la marcha del 19 de abril

Reprimiendo el disenso

El Foro Penal Venezolano, una organización venezolana que brinda asistencia legal a detenidos, publicó hoy un informe según el cual entre el 4 y el 14 de abril se detuvieron 470 personas en el marco de manifestaciones contra el gobierno, incluidas 165 que fueron liberadas antes de ser llevadas ante un juez. Las fuerzas de seguridad emplearon un uso excesivo de la fuerza y dispararon gases lacrimógenos indiscriminadamente para dispersar las manifestaciones, provocando graves heridos, según el informe. Al menos cinco personas fallecieron por disparos de arma de fuego. Abogados que colaboran con la organización sostuvieron que algunos detenidos fueron golpeados e incluso torturados, mientras que otros fueron sujetos a procesos penales sin sustento probatorio que los vinculase a la comisión de un delito, a veces ante tribunales militares.

Informe: La crisis humanitaria en Venezuela se extiende a Brasil

La crisis humanitaria en Venezuela está traspasando las fronteras del país, señaló hoy Human Rights Watch. Los gobiernos latinoamericanos deben ejercer una firme presión sobre el gobierno de Nicolás Maduro para que adopte medidas que solucionen la grave escasez de medicamentos y alimentos en Venezuela, que está provocando que muchos venezolanos huyan del país.

La crisis humanitaria en Venezuela está traspasando las fronteras del país.

 

 

Latinoamérica está pendiente

El 17 de abril, ante las protestas de oposición al gobierno programadas para el 19 de abril en Venezuela, los gobiernos de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Paraguay, Perú y Uruguay hicieron un llamado al gobierno de Nicolás Maduro para asegurar que los venezolanos puedan participar en manifestaciones pacíficas. El comunicado exhorta al gobierno a que defina fechas para un cronograma electoral “que permita una pronta solución a la grave crisis que vive Venezuela y que preocupa a la región.”

 

Se desmorona la fachada democrática venezolana

El 29 de marzo, el Tribunal Supremo de Justicia venezolano clausuró la Asamblea Nacional, la única instancia gubernamental clave que seguía siendo independiente del poder ejecutivo. Lo hizo mediante el absurdo anuncio de que el propio Tribunal asumiría todas las facultades legislativas o designaría a otra institución a la cual delegárselas. Este pronunciamiento marca el fin de la fachada democrática del gobierno de Maduro, José Miguel Vivanco señala en Univisión.

Hace 1000 días Leopoldo López es rehén de Maduro

Venezuela: El gobierno arremete contra críticos mientras la crisis se profundiza

El gobierno venezolano ha perseguido a quienes criticaron sus ineficientes esfuerzos para abordar la grave crisis de escasez de medicamentos esenciales y comida que existe en el país, señaló Human Rights Watch en un informe difundido hoy. Los gobiernos regionales deberían ejercer presión sobre el gobierno del Presidente Nicolás Maduro para que adopte medidas inmediatas que aborden adecuadamente la profunda crisis humanitaria que enfrenta el país, incluyendo la búsqueda de alternativas para obtener mayor asistencia internacional.

El gobierno venezolano ha perseguido a quienes criticaron sus ineficientes esfuerzos para abordar la grave crisis de escasez de medicamentos esenciales y comida que existe en el país.

 

Venezuela: Disidentes denuncian torturas y confesiones forzadas

La Organización de los Estados Americanos (OEA) debería presionar al gobierno de Maduro en Venezuela para que las autoridades dispongan la liberación de todos aquellos que hayan sido detenidos y procesados arbitrariamente y desistan de los cargos penales en su contra, señaló hoy Human Rights Watch. Además, la OEA debe exigirle a Venezuela que investigue las denuncias de que varios detenidos han sufrido golpizas y torturas mientras estuvieron bajo arresto, y dar a conocer al público los resultados de la investigación.

Venezuela: Redadas policiales afectan a sectores populares

Redadas policiales y militares en comunidades populares y de inmigrantes en Venezuela han derivado en denuncias generalizadas de abusos, señalaron el Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (PROVEA) y Human Rights Watch en un informe conjunto difundido hoy. Los señalamientos incluyeron casos de ejecuciones extrajudiciales, detenciones arbitrarias masivas, maltrato de detenidos, desalojos forzosos, la destrucción de viviendas y la deportación arbitraria de ciudadanos colombianos.

Venezuela: Golpean y disparan contra manifestantes que no estaban armados

Miembros de las fuerzas de seguridad venezolanas han recurrido a un uso ilegítimo de la fuerza en respuesta a manifestaciones contra el gobierno, y han golpeado brutalmente y disparado a quemarropa a manifestantes que no estaban armados, señaló Human Rights Watch en un informe difundido hoy. Numerosos detenidos también fueron sometidos a graves abusos físicos y psicológicos por integrantes de fuerzas de seguridad, incluidas en algunos casos torturas, y funcionarios judiciales no velaron porque se garantizaran los derechos al debido proceso de los detenidos.

.