Skip to main content
Calle Universytets'ka en el centro de Mariupol, Ucrania, el 10 de marzo de 2022, un día después de que la aviación rusa atacara la zona.  © 2022 AP Photo/Evgeniy Maloletka
  • El ataque ruso a la ciudad ucraniana de Mariupol en 2022 dejó miles de civiles muertos y heridos, muchos de ellos en ataques aparentemente ilegales, según muestran nuevos hallazgos.
  • La devastación de Mariupol por parte de las fuerzas rusas y sus continuos esfuerzos por borrar la cultura ucraniana se destacan como uno de los peores capítulos de su invasión a gran escala de Ucrania.
  • Los organismos internacionales y los gobiernos comprometidos con la justicia deberían centrarse en investigar a altos funcionarios rusos que puedan haber estado involucrados en crímenes de guerra en Mariupol.

(Kiev, 8 de febrero de 2024) – El asalto militar ruso a la ciudad ucraniana de Mariupol entre febrero y mayo de 2022 dejó miles de civiles muertos y heridos, muchos de ellos en ataques aparentemente ilegales, y dejó atrapados a cientos de miles durante semanas sin servicios básicos, dijeron Human Rights Watch, Truth Hounds y SITU Research en un informe con numerosos hallazgos nuevos publicado hoy. El presidente ruso Vladimir Putin y otros altos funcionarios deberían ser investigados y enjuiciados adecuadamente por su papel en presuntos crímenes de guerra cometidos por las fuerzas rusas durante los combates que tuvieron lugar allí, y Rusia debería ofrecer reparaciones a las víctimas de violaciones de las leyes de guerra y a sus familias.

El informe de 224 páginas, “‘Our City Was Gone’: Russia’s Devastation of Mariupol, Ukraine’” (“‘Nuestra ciudad desapareció’: la devastación rusa de Mariupol, Ucrania”), un reportaje multimedia digital que lo acompaña y un video de 20 minutos, analizan el sufrimiento de los civiles y los daños a miles de edificios, incluidos varios cientos de bloques de apartamentos de gran altura, hospitales, instalaciones educativas e infraestructura de electricidad y agua. También describen repetidos intentos por parte de funcionarios ucranianos y agencias internacionales de organizar evacuaciones oficiales y entregas de ayuda humanitaria ante la obstrucción rusa.

“La devastación de Mariupol por las fuerzas rusas se destaca como uno de los peores capítulos de su invasión a gran escala de Ucrania”, dijo Ida Sawyer, directora de la división de crisis y conflictos de Human Rights Watch. “Los organismos internacionales y los gobiernos comprometidos con la justicia deberían centrarse en investigar a los altos funcionarios rusos que podrían estar involucrados en la supervisión de crímenes de guerra en esta ciudad otrora vibrante”.

Leer una descripción de texto de este vídeo

En los primeros días de la guerra,  no teníamos ni idea de que
 semejante tragedia pudiera tener lugar.  Por eso mucha gente no evacuó.  Con el comienzo de la guerra, la vida de todos cambió.
 Todo cambió. Atrás.  Esta es la historia del asalto de Rusia a Mariupol. Atrás.  Una ciudad portuaria estratégica
 en el sureste de Ucrania. Estas son las entrevistas, vídeos
 fotos y modelos 3D que Human Rights Watch, SITU Research y Truth Hounds utilizaron para reconstruir las luchas a las que se enfrentaron los residentes
 cuando las fuerzas rusas tomaron la ciudad. Esta es Mariupol después de que las fuerzas rusas
 ocuparan la ciudad. La invasión militar a gran escala de Ucrania por parte de Rusia comenzó el 24 de febrero de 2022, cuando sus fuerzas atacaron las posiciones ucranianas
 defendiendo Mariupol.  La ciudad fue bombardeada con explosivos
 durante semanas. Gran parte de Mariupol fue seriamente dañada
 en el asalto ruso.  Human Rights Watch y SITU Research llevaron a cabo
 una evaluación detallada de los daños de la destrucción. Mientras que las imágenes de satélite muestran daños en los tejados nuestros modelos revelan más. Hemos utilizado más de 850 vídeos
 y fotos de edificios  que encontramos en internet y verificamos
 además de imágenes de satélite, para capturar la extensión de la devastación
 en el centro de la ciudad.  Los edificios dañados aparecen en rojo. Nuestro análisis muestra que el 93% de los 477 rascacielos edificios de apartamentos en esta área fueron dañados.  Algunas de estas imágenes podrían ayudar a probar crímenes de guerra.  Nuestro objetivo era la avenida principal de Mariupol,
 Myru o Avenida de la "Paz",  y sus alrededores,
 el centro de la ciudad, que incluye centros culturales, hospitales
 escuelas y universidades.  Y esto es Mariupol antes.   Es [era] una ciudad con cerca de
 medio millón de habitantes.  Recientemente, había florecido.
 Había nuevos parques.  El centro de la ciudad
 estaba bien desarrollado. En general, la ciudad se estaba volviendo
 moderna y vibrante. Para las fuerzas rusas,
 Mariupol era un premio estratégico.  Les daría el control de
 uno de los puertos más grandes de Ucrania  y un corredor terrestre entre
 Crimea ocupada al oeste  y las zonas que Rusia había estado
 controlando en Donbas, al noreste. Al comenzar el ataque a la ciudad, decenas de miles de civiles se amontonaron
 en refugios y sótanos para escapar de los bombardeos y ataques rusos. Muchas personas con las que hablamos se trasladaron
 al centro de la ciudad por que creían que sería más seguro. La mayoría de la gente se movió en todas direcciones.
 A un refugio antiaéreo, a un sótano. Algunos se quedaron en sus apartamentos.  Pero creemos que no es seguro quedarse
 en el apartamento.  Ahora estamos en el sótano.
 Este es nuestro refugio antibombas improvisado. Estas son las condiciones en las que vivimos.  Unas 40 personas viven aquí con nosotros,
 unos 15 niños.  Esta mañana, nuestro patio
 fue fuertemente bombardeado.  Básicamente, todos los coches fueron destruidos
 y las ventanas.  Las fuerzas rusas utilizaron una variedad de
 armas explosivas  en Mariupol,
 incluyendo bombas aéreas y artillería lanzada desde tierra como proyectiles y cohetes.  El uso de estas armas en zonas pobladas
 es la mayor amenaza  para la población civil en los
 conflictos armados y aumenta el riesgo de ataques indiscriminados. Una bomba aérea alcanzó el dormitorio.  Me destrozaron la cara.  Tenía cortes por todas partes. Mi brazo,
 pecho, estómago, piernas. Viene de ese lado. Entra por la puerta principal. Los cadáveres se convirtieron en algo normal
 para mí.  Nos dijeron que siete personas
 murieron ese día.  Dos niños y cinco adultos.  Según las leyes de la guerra, las partes
 tienen la obligación de hacer todo lo posible para minimizar el daño a los civiles.  Estos son los servicios de maternidad y pediatría
 de un hospital que las fuerzas rusas bombardearon el 9 de marzo. Al menos tres personas resultaron muertas, incluyendo una mujer embarazada
 y su bebé  que nació muerto tras el ataque.   Diecisiete personas resultaron heridas.  En este caso, los testigos nos dijeron  que no había personal militar ucraniano,
 vehículos o instalaciones cerca en ese momento. Un ataque deliberado contra un hospital no se utiliza para llevar a cabo
 ataques perjudiciales para el enemigo, es un crimen de guerra.  El voluntario humanitario Mykhailo Puryshev
 estaba a unos 400 metros del hospital  de la Universidad Técnica Estatal Pryazovskyi. Todo el mundo tiene mucho, mucho miedo.
 Todo el mundo tiene mucho miedo.  Oyes eso, ¿verdad?
 El estruendo. Es Mariupol. Escuché un avión acercándose... Y grité: "¡aviones!"
 y todos corrimos. ¡Maldito infierno! ¡Abajo! [niños llorando] Cuando salí, vi
 todo el horror de lo que había pasado. ¿Era una mina? No, lo más probable es que se trate de un ataque aéreo.  Abuela... Arrástrala. Arrástrala.  Al menos dos personas murieron en el acto. Testigos dijeron que no había objetivos militares
 en la universidad. Un ataque que no está dirigido
 a un objetivo militar específico  es una violación de las leyes de la guerra y
 un posible crimen de guerra.  Numerosas imágenes publicadas en las redes sociales
 y dadas a nosotros por testigos nos ayudaron a evaluar los daños
 en partes del campus universitario.  Los combates dañaron infraestructuras vitales,
 cortando la red eléctrica de la ciudad lo que a su vez cortó servicios esenciales.  Entonces, nos quedamos sin gas,
 sin agua, sin electricidad.  Así que estamos absolutamente aislados de la civilización.  Sin internet, sin actualizaciones. Nada.  Si quieres lavarte las manos esta es la única manera.  Recogemos la nieve y la ponemos en un cubo. Luego ponemos el cubo en un fuego abierto
 y hervimos el agua.  Aquí está nuestra estufa de campo. Vivimos como
 en la Edad de Piedra en cuevas. Esto es lo que yo llamo realmente vivir
 durante la guerra. Tocino, pasta.  Y los proyectiles vuelan por encima.  Mientras no hagan
 barbacoa con nosotros. La ciudad fue destruida. Y cada día, la ciudad era destruía
 más y más. Te cuento, día tras día,
 estas explosiones se hicieron más frecuentes. Cada día eran
 más fuertes y más infernales.  Hemos utilizado imágenes de satélite, fotos y videos
 para rastrear los daños a través de Mariupol. Descubrimos que 86 de 89 escuelas y universidades habían sufrido daños, y los 19 campus hospitalarios de la ciudad. Los daños en estas instalaciones
 devastaron la asistencia sanitaria y la educación en toda la ciudad. Todos los días pensábamos
 cuándo podríamos irnos. Pero nos dimos cuenta de que la ciudad
 estaba completamente sitiada y no había forma de salir.  En las dos primeras semanas de marzo,  múltiples intentos
 para proporcionar un paso seguro  fuera de la ciudad fracasaron
 ante la obstrucción rusa. Restricciones arbitrarias
 a la evacuación de civiles o la entrega de ayuda
 equivaldría a una violación  de las leyes de la guerra y
 posibles crímenes de guerra.   A principios de marzo, cientos de personas se habían
 reunido en el Teatro Académico Regional de Donetsk para refugiarse y con la esperanza de conseguir
 un paso seguro para salir de Mariupol. Nataliia Tkachenko llegó el 12 de marzo
 después de que un ataque destruyera su casa. Nos dieron un poco de comida. Una sopa por la tarde, un vaso de agua hervida
 por la mañana y por la noche. Era algo. En casa no había
 ni agua, ni comida, nada. Estaba oscuro. No había electricidad.  Era imposible utilizar los baños.  No había agua.
 Nadie los limpiaba. Era una pesadilla.  Nadie caminaba por el teatro.  Sólo había niños corriendo
 porque los niños son niños. Estaban jugando y riendo.  Al menos 500 personas estaban refugiadas
 en el teatro el 16 de marzo. Gigantescas letras en alfabeto cirílico que anunciaban "niños"
 fueron pintadas en el suelo delante y detrás del teatro.  Estas palabras eran claramente visibles
 en las imágenes de satélite.  Nataliia estaba llevando agua al interior
 por la entrada principal.  Y en ese momento, estalló la bomba. La onda expansiva nos golpeó. Todo volaba alrededor. Me entró cemento en la boca, en los ojos, por todas partes. Fragmentos de madera y cristal.  No podía oír nada
 excepto el zumbido, el crujido. Imágenes de satélite, videos,
 y fotografías del teatro muestran que la parte central del techo, las paredes del norte 
 y las paredes del sur fueron destruidas.  Al menos 15 personas murieron  y no se ha determinado el número total. Dada la ausencia de un objetivo militar
 en el teatro de operaciones,   parece que las fuerzas rusas 
 atacaron deliberadamente a civiles,  lo que equivaldría a un crimen de guerra.  Los responsables de crímenes de guerra en Mariupol
 deben rendir cuentas.  Al revisar declaraciones
 oficiales del gobierno ruso, publicaciones en redes sociales y
 obituarios de soldados rusos,  identificamos 17 unidades militares
 que participaron en el asedio de Mariupol en 2022. Teniendo en cuenta el alcance de la operación militar,
 los niveles más altos del mando ruso  probablemente conocían la situación en la ciudad
 y estaban involucrados  en la planificación, ejecución
 y coordinación de las acciones  de las fuerzas rusas y afiliadas a Rusia.  Los responsables de la conducta de las fuerzas rusas
 durante el sitio de Mariupol   incluyen al Presidente Vladimir Putin  
 el Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas  el ministro de Defensa, Sergei Shoigu   y Jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas,
 Valery Gerasimov, entre otros.   Mientras se libraba la batalla por la ciudad, la comida y otros suministros básicos escaseaban. Espera. Retrocede un poco. ¡Puedes aplastar a los demás! ¡Por favor! El peor problema probablemente no fue la comida
 o el clima, sino los medicación. Y la gente se moría porque
 no había nada.  Las personas que más sufrieron
 fueron los ancianos y los niños.  Miles de personas murieron en los atentados.  Otros murieron por complicaciones de salud  debido a la falta de medicinas y agua potable. Mariupol es un gran, gran, gran cementerio.  Había mucha gente
 bajo los escombros. Así que queda por ver
 cuánta gente murió allí. Estábamos horrorizados por lo que vimos porque
 había casas de varios pisos quemadas  y cadáveres en las calles. Era imposible contarlos porque la gente estaba enterrada
 bajo los escombros, en las carreteras. Muchos fueron enterrados en una fosa improvisada
 en el Cementerio de la Ciudad Vieja. Al principio, había dos grandes trincheras.  Llenamos una trinchera [de cadáveres] por completo.   Había unos 200 cuerpos. Estos cuerpos de la fosa de la trinchera y muchos otros
 tumbas improvisadas por toda la ciudad  fueron exhumados y enterrados en los cementerios 
 de la ciudad cuando las fuerzas rusas tomaron el control.  Estimamos el número mínimo
 de personas muertas por los combates  o que murieron por las malas condiciones  Para ello, contamos las tumbas
 en dos tipos de cementerios.  En algunos casos, contamos tumbas individuales
 visibles en imágenes de satélite de alta resolución.  También estimamos el número de cuerpos
 enterrados en fosas tipo trinchera.  Verificamos el metraje en dos cementerios
 lo que nos permitió contar  las placas, palos con un pequeño panel de madera
 en una zona determinada.  Luego usamos este tamaño de muestra para extrapolar
 a otras partes de los cementerios.    En cinco cementerios de Mariupol y sus alrededores
 entre marzo de 2022 y febrero de 2023 estimamos al menos 10.284 nuevos entierros.  No sabemos cuántas de
 estas personas eran civiles.  Considerando el promedio anual
 de muertes en Mariupol, calculamos que más de 8.000 personas  no habrían muerto de no ser
 por el ataque a la ciudad.   Esta es probablemente una subestimación significativa
 del número total de muertos, ya que muchas tumbas contenían múltiples cuerpos y los restos de otros que fueron enterrados entre los escombros, quizás se los llevaron durante los trabajos de demolición. Con la ciudad aún bajo ocupación rusa, gran parte de las pruebas físicas quedaron destruidas, el número total de muertos
 puede que nunca se sepa. Mira a tu alrededor. Lo que está pasando.
 Lo que está pasando en nuestra Mariupol. Está completamente destruida.
 Completamente desaparecida.  No hay nada. Sólo ruinas. Ante los continuos ataques de las fuerzas rusas, decenas de miles de residentes encontraron
 la manera de salir de la ciudad corriendo un gran riesgo personal
 a partir de mediados de marzo. Esperábamos que la guerra se detuviera de repente y, finalmente, nos dimos cuenta de que esto no iba a suceder, decidimos huir. Esperamos estar bien  pero en general, ha sido horrible,
 simplemente horrible.  A mediados de mayo de 2022, las fuerzas rusas
 tenían el control total de la ciudad. Puede que las bombas hayan cesado
 pero la tragedia de la ciudad está lejos de terminar. Los efectos psicológicos
 de los combates, el desplazamiento, y las pérdidas que sufrieron los
 residentes de Mariupol experimentaron  resonarán en los años venideros. Mariupol es una ciudad que se ha convertido en un infierno.  La gente debería saber lo que está pasando. Nos damos cuenta de que no importa cuánto lo deseemos nuestra vida [nunca volveremos a] ser como antes de la guerra, nuestra ciudad, nuestros amigos, nuestros seres queridos, nuestros apartamentos,
 no los recuperaremos.  Estas imágenes son de octubre de 2022. Desde la ocupación de la ciudad, las fuerzas rusas
 están demoliendo edificios  y construyendo otros nuevos. Rusia también está sustituyendo la cultura ucraniana
 por la suya. Para que se haga justicia, los supervivientes de Mariupol
 necesitan reparaciones por sus pérdidas. La pérdida de sus hogares, sus seres queridos,
 sus medios de vida,  y el impacto en su salud mental.  Oficiales y mandos militares rusos  creíblemente implicados en crímenes de guerra
 cometidos en la ciudad deben ser llevados ante la justicia.  Cuando llegué a territorio ucraniano [controlado]
 mis primeras palabras fueron, "¡Esta gente debe ser castigada!" 

El informe se basa en 240 entrevistas a residentes de Mariupol, en su mayoría desplazados, llevadas a cabo por Human Rights Watch y Truth Hounds, una de las organizaciones de derechos humanos más importantes de Ucrania, y un análisis de más de 850 fotografías y videos, documentos y decenas de imágenes satelitales de Human Rights Watch y SITU Research. El reportaje multimedia digital incluye reconstrucciones en 3D de siete edificios dañados en ataques aparentemente ilegales, gráficos sobre escuelas y hospitales dañados y un análisis de las fosas para ayudar a estimar el número de muertos.

Los grupos documentaron en detalle 14 ataques que dañaron o destruyeron 18 edificios, matando e hiriendo a civiles. Incluyen ataques que afectaron a dos hospitales, el teatro de la ciudad que albergaba a civiles, un almacén de alimentos, un centro de distribución de ayuda, un supermercado y varios edificios residenciales que servían de refugio. En esos ataques, Human Rights Watch y Truth Hounds no encontraron evidencia de presencia militar ucraniana en o cerca de las estructuras atacadas o, en algunos casos, una presencia militar menor, lo que los haría aparentemente ilegales.

En un caso, un hombre que ayudó a rescatar a sobrevivientes y a recuperar cuerpos de los escombros de un edificio residencial después de un ataque el 13 de marzo de 2022, describió lo que vio: “El edificio quedó simplemente pulverizado”, afirmó. “Ya no quedaba casi nada, solo parte de un baño y parte de un pasillo…. [Un hombre al lado de su madre muerta] estaba cubierto de sangre. Le salía sangre de los oídos, la nariz y los ojos, y lloraba... [Otro hombre] sostenía a su hijo sin vida y le hablaba. No dejaba de decir: ‘El niño no llora’”. El ataque mató a ocho civiles e hirió a otros tres.

“A pesar de los desafíos que supone investigar crímenes de guerra en zonas que se han vuelto inaccesibles debido a la ocupación rusa, nosotros y nuestros socios hemos pasado casi dos años poniendo en evidencia la verdad sobre los horrendos crímenes cometidos por las fuerzas rusas en Mariupol”, dijo Roman Avramenko, director ejecutivo de Truth Hounds. “Esta investigación tiene como objetivo garantizar que estos crímenes nunca sean olvidados y que los responsables comparezcan ante la justicia”.

El análisis de imágenes de satélite, fotografías y videos de los principales cementerios de la ciudad encontró que más de 10.000 personas fueron enterradas en Mariupol entre marzo de 2022 y febrero de 2023. Al comparar el crecimiento de las tumbas con la tasa de mortalidad normal de la ciudad, los grupos estiman que al menos 8.000 personas murieron por combates o causas relacionadas con la guerra, aunque se desconoce cuántas eran civiles.

El número total de muertos puede ser significativamente mayor: algunas tumbas contenían varios cuerpos y los restos de otros probablemente estuvieran enterrados entre los escombros. Puede que algunas personas sigan en fosas improvisadas y otras podrían haber muerto posteriormente por causas relacionadas con la guerra. Algunos familiares de los desaparecidos siguen buscando a sus seres queridos.

Miles de personas resultaron heridas, muchas de las cuales perdieron extremidades, la vista, el oído o la memoria, incluso por lesiones cerebrales traumáticas causadas por explosiones.

El informe identifica a 17 unidades de fuerzas rusas y afiliadas a Rusia que operaban en Mariupol en marzo y abril de 2022.

Los grupos también identificaron a 10 personas que, como cuestión de responsabilidad de mando, podrían ser penalmente responsables de crímenes de guerra relacionados con ataques ilegales y el posible bloqueo arbitrario de la ayuda humanitaria y las evacuaciones. También podrían haber cometido crímenes de guerra y posibles crímenes contra la humanidad por el traslado forzoso de residentes de Mariupol a Rusia y al territorio ocupado por Rusia. Según el principio de responsabilidad del mando, un superior es responsable de los delitos cometidos por sus subordinados cuando sabían o deberían haber sabido que se estaban cometiendo, pero no tomaron medidas razonables para detenerlos o castigarlos.

El 4 de diciembre de 2023, Human Rights Watch envió al gobierno ruso un resumen de las conclusiones del informe y una lista de preguntas pero, hasta el 1 de febrero, no había recibido respuesta.

Desde que ocuparon la ciudad, las autoridades rusas han estado construyendo nuevos edificios de apartamentos de gran altura como parte de su plan declarado para reconstruir y reurbanizar Mariupol para 2035. Una potencia ocupante debe retirar los escombros y demoler estructuras inseguras para proteger a la población. Sin embargo, en ausencia de investigadores independientes, el gobierno ruso está borrando pruebas físicas en cientos de posibles escenas de crímenes.

Las fuerzas de ocupación también están eliminando los marcadores de la identidad ucraniana, incluso imponiendo un plan de estudios escolar ruso y cambiando el nombre de las calles. Los residentes están obligados a obtener pasaportes rusos para solicitar ciertos empleos y prestaciones.

En Mariupol, como en otras partes de Ucrania, las fuerzas rusas y afiliadas utilizaron de manera generalizada armas explosivas con efectos de amplio alcance, incluidos bombardeos con tanques y artillería pesada, lanzacohetes de múltiples cañones, misiles y ataques aéreos en zonas residenciales. El uso de ese tipo de armas en zonas pobladas, con efectos devastadores para los civiles y la infraestructura civil, aumenta la preocupación por ataques ilegales, indiscriminados y desproporcionados.

“Mariupol es un testimonio de la cruel destrucción y el sufrimiento causado por las armas explosivas en ciudades y pueblos de todo el mundo”, dijo Sawyer. “Todos los gobiernos deberían apoyar la justicia por los crímenes cometidos en Ucrania y firmar la declaración internacional que condena el uso de armas explosivas en zonas pobladas”.

Your tax deductible gift can help stop human rights violations and save lives around the world.

Región / País