Una imagen de la primera página de la demanda presentada por Nixon Peabody en nombre de Human Rights Watch.

© 2019 Human Rights Watch

(San Francisco) – Human Rights Watch presentó hoy una demanda contra el Departamento de Seguridad Nacional (DSN) y el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos por no haber respondido adecuadamente a una solicitud bajo el amparo de la Ley de Libertad de Información (FOIA) para obtener datos detallados sobre la aplicación de la ley de inmigración.

En octubre de 2017, Human Rights Watch solicitó información específica sobre aspectos de las prácticas de cumplimiento de la ley migratoria de ICE desde 2012, como los arrestos de inmigrantes indocumentados, su detención, los criterios seguidos para la disposición de los casos y las decisiones finales de extradición o libertad. Human Rights Watch también solicitó antecedentes penales detallados, relaciones familiares y datos demográficos de los indocumentados que fueron detenidos durante ese período. Esta información es crucial para comprender el impacto de las políticas de control migratorio llevadas a cabo por el gobierno del presidente Donald Trump en todo el sistema.

ICE rechazó la solicitud de primeras, sin facilitar ninguno de los datos solicitados ni dar ninguna razón de por qué no se facilitaban.

“La información es necesaria para proporcionar un mínimo nivel de transparencia en las prácticas de ICE, y no hay ninguna razón legal o práctica para que ICE retenga estos datos”, dijo Brian Root, analista cuantitativo de Human Rights Watch. “Muchos de los expedientes solicitados son idénticos a otros que Human Rights Watch ha recibido previamente de ICE en respuesta a solicitudes FOIA anteriores, lo que hace que la negativa de ICE sea aún más desconcertante”.

Los abogados de la firma Nixon Peabody en San Francisco representan a Human Rights Watch de forma gratuita en esta demanda. La querella fue presentada en los juzgados del Distrito Norte de California.

La información individualizada y desagregada que Human Rights Watch ha solicitado proporciona los detalles necesarios para comprender  cómo ICE cumple su mandato de deportar a las personas que han violado las leyes de inmigración de EE.UU. e identificar posibles abusos de derechos humanos en el proceso. Human Rights Watch ha utilizado los datos que ICE ha facilitado en respuesta a solicitudes anteriores similares para informar sobre temas como:

En cada uno de estos informes, el análisis de los datos sin procesar obtenidos a través de solicitudes bajo la FOIA proporcionó el matiz y los detalles ausentes en las estadísticas publicadas oficialmente, descubrió Human Rights Watch.

Human Rights Watch pidió datos anónimos y desglosados de cada persona detenida por ICE desde 2012. Estos datos pondrían en evidencia quiénes han sido arrestados, detenidos y deportados, y cómo ICE ha llevado a cabo estos arrestos, detenciones y extradiciones. Ninguno de los elementos solicitados representa una carga para ICE a la hora de producirlos, dado que todas las variable o elementos solicitados ya habían sido registrados por ICE en sus bases de datos.

Human Rights Watch presentó su solicitud inicial al amparo de la FOIA ante ICE en octubre de 2017. ICE no acusó recibo de la solicitud dentro del plazo estipulado de 30 días. Finalmente, envió una carta acusando recibo en diciembre de 2017, pero no facilitó una determinación u otra respuesta a la solicitud. Desde entonces, ICE no ha proporcionado a Human Rights Watch ninguna respuesta adicional.

En abril y septiembre de 2018, Human Rights Watch presentó varias cartas exigiendo una respuesta sustantiva de ICE, pero no recibió respuesta. ICE cambió el estado de la solicitud FOIA en sus registros en línea a “Caso cerrado” el 13 de septiembre de 2018, sin proporcionar a Human Rights Watch ninguna notificación o justificación.
 
Human Rights Watch ha buscado una mayor transparencia de ICE en otras áreas, en particular con respecto a las muertes en detención. El 27 de noviembre de 2018, Human Rights Watch envió una carta a ambas cámaras del Congreso instándoles a rechazar cualquier aumento en las consignaciones que exacerbaría las violaciones graves de los derechos en el actual sistema de control migratorio. Human Rights Watch insta a los miembros del Congreso a presentar consignaciones que mejoren la transparencia, el debido proceso, la rendición de cuentas y el trato justo de cualquier persona que sea objeto de procedimientos de deportación.

Human Rights Watch también ha citado numerosos abusos por parte de ICE, como el hecho de no cumplir con los requisitos de información sobre muertes en detención o no hacer una lista pública de los centros de detención, en el marco de su llamamiento al gobierno a recortar los fondos para las operaciones de control y detención migratoria y crear mecanismos de supervisión más estrictos para garantizar la rendición de cuentas del DSN.

“La persistente negativa del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas y el Departamento de Seguridad Nacional de proporcionar datos que sabemos que tienen es tristemente consistente con su falta de transparencia en numerosos frentes”, señaló Root. “Esta institución no debería tardar en revelar estos datos al público, y no debería ser necesaria una demanda para forzar la divulgación”.