Miembros del equipo de fútbol femenino saudí durante una práctica en un lugar secreto en Riyadh, Arabia Saudita el 21 de mayo de 2012.

© 2012 AP Images

(Nueva York) - Arabia Saudita debería permitir que todas las niñas, incluyendo estudiantes de las escuelas públicas, reciban educación física y practiquen deportes en los planteles educativos. El Gobierno saudí debe aclarar formalmente su posición concerniente a los deportes para las niñas y las mujeres que asisten a las escuelas financiadas por el gobierno y anunciar una estrategia nacional para promover el deporte entre las niñas de todos los niveles educativos.

La agencia oficial saudita anunció el 4 de mayo de 2013, que las estudiantes matriculadas en colegios privados podrán participar en actividades deportivas, siempre y cuando "vistan discretamente", sean supervisadas ​​por instructoras saudíes y cumplan con los estrictos preceptos del Ministerio de Educación.

"Todas las niñas y las mujeres de Arabia Saudita deberían tener la oportunidad de disfrutar de los beneficios sociales, educativos y sanitarios que ofrece la práctica del deporte", dijo Minky Worden, directora de iniciativas globales de Human Rights Watch. "Si el gobierno puede derrumbar esta barrera para las escuelas privadas, deberían también ofrecer a las niñas y las mujeres de las escuelas financiadas con fondos públicos el mismo beneficio."

Aunque Arabia Saudita envió por primera vez a dos atletas femeninas a los Juegos Olímpicos de Londres en 2012, las niñas y las mujeres continúan sin la libertad de practicar deportes. El gobierno saudí debe continuar su reformar respecto a las mujeres y el deporte en escuelas privadas y eliminar también las barreras para las instituciones educativas públicas y anunciar un plan estratégico para lograr que se lleve a cabo, advirtió Human Rights Watch.

Arabia Saudita es el único país en el mundo que todavía impide a las niñas y las mujeres participar en actividades deportivas en las escuelas públicas.

Leer el resto de este comunicado en inglés