Skip to main content

Paraguay: Deben ser resueltos los casos de muertes de niños soldados

(Nueva York, 14 de agosto de 2002)—Paraguay debe investigar plenamente los casos de muertes sin aclarar de niños en el servicio militar, instó hoy Human Rights Watch en una carta al Presidente de la República.

Según la Asociación de Familiares de Víctimas de Servicio Militar (AFAVISEM),112 miembros de las fuerzas armadas y policiales de Paraguay han muerto en circunstancias sin aclarar, con frecuencia sospechosas, en los últimos 13 años.  Alrededor de 70 por ciento de los fallecidos eran menores de 18 años.

Las investigaciones en la mayoría de los casos han languicedido durante años sin resolución, frecuentemente dentro del sistema de justicia militar.  Los padres de cinco niños soldados fallecidos, frustrados por la falta aparente de avances en estos casos, han solicitado a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que les conceda reparaciones por la muerte de sus hijos.

El día 16 de agosto es el Día del Niño y de la Niña en Paraguay.  Ironicamente, esta fecha conmemora el día del martirio de los niños y niñas de Acosta Ñu, un grupo de niños y niñas soldados que murieron durante la batalla de Acosta Ñu en el año 1869.

“El Día del Niño es un buen momento para reafirmar los derechos humanos básicos de todos los niños del país”, dijo Michael García Bochenek, consejero legal de la División de Derechos del Niño de Human Rights Watch.  “El Estado puede empezar al resolver estos casos y asegurar que no haya más abusos en el futuro”.

La ONG reconoció que Paraguay ha adoptado medidas positivas desde abril de 2001, cuando Amnistía Internacional publicó un informe sobre estos temas.  Por ejemplo, Paraguay está con los trámites de ratificar un nuevo tratado que pondría fin a la participación de niños menores de 18 años en conflictos armados.  El Estado firmó el tratado, un protocolo facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño, en 2000.

“A pesar de estos pasos positivos, nos preocupa la falta aparente de progreso en estos casos de muertes”, dijo Bochenek.  

Para evitar futuros abusos, Human Rights Watch pidió que el Estado garantice que las personas menores de 18 años de edad no sean reclutadas obligatoriamente y aumente la edad para el alistamiento voluntario en las fuerzas armadas nacionales a 18 años.

Human Rights Watch también pidió una investigación al fondo de las amenazas contra la activista María Noguera, presidenta de AFAVISEM.

Human Rights Watch es miembro de la Coalición para Acabar con la Utilización de Niños Soldados.  La coalición es una campaña internacional que trabaja para poner fin al reclutamiento y la utilización de niños y niñas soldados.

Your tax deductible gift can help stop human rights violations and save lives around the world.

Región / País