(Nueva York) - Human Rights Watch celebró hoy la firma de la República Oriental del Uruguay al Estatuto de la Corte Penal Internacional. Con la firma uruguaya el número de firmas al Estatuto alcanza 121 países, incluyendo a casi todos los países de Latinoamérica.

Tres de los cuatro países latinoamericanos que no han firmado, están en Centroamérica: Guatemala, El Salvador y Nicaragua. El Estatuto permanecerá abierto a firmas hasta el 31 de diciembre de 2000.

"En las décadas pasadas, la gente de Guatemala, El Salvador, y Nicaragua han sufrido en carne propia el horror de conflicto armado interno," dijo Brigitte Suhr, abogada de Human Rights Watch. "Los líderes de estos tres Estados tienen la oportunidad de reafirmar la ruptura con el pasado, firmando antes de la fecha límite del 31 de diciembre el Estatuto."

La Corte Penal Internacional será un paso importante para poner fin a la impunidad para aquellos responsables por los crímenes más aberrantes: el genocidio, los crímenes de lesa humanidad y los crímenes de guerra. La Corte entrará en funcionamiento una vez que 60 países hayan ratificado el Estatuto. La jurisdicción de la Corte estará limitada a crímenes cometidos después de la entrada en vigor.

Hoy en día, 25 países han completado el proceso de ratificación. Se espera que las 60 ratificaciones lleguen a mediados del 2002. La CPI es uno de los más importantes desarrollos en la protección de los derechos humanos en los últimos 50 años.