Human Rights Watch aboga por una política exterior de Estados Unidos compatible con sus obligaciones internacionales de derechos humanos. El gobierno de Estados Unidos debería integrar los derechos humanos en su agenda de política exterior de una forma más amplia, participar regularmente con la sociedad civil independiente en el extranjero, y trabajar en estrecha colaboración con gobiernos aliados para promover y proteger los derechos humanos de aquellos que están en mayor riesgo. Influir en la política exterior estadounidense, ya sea de manera directa con otros gobiernos o a través de organizaciones intergubernamentales, es una herramienta esencial para abordar, resaltar y promover los derechos humanos a nivel mundial.

  • Report

    Las políticas de Estados Unidos sobre deportación exponen a salvadoreños a muerte y abusos

News