México: Lecciones de un sexenio perdido

[[nid:324587 field_ne_alignment=right]]
 
El próximo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, heredará una catastrófica situación de derechos humanos  que combina violencia extrema por parte de la delincuencia organizada, abusos generalizados por militares, policías y agentes del ministerio público, y una impunidad casi absoluta para todos ellos.
 
Su antecesor, el presidente Enrique Peña Nieto, intentó en un primer momento ignorar estos problemas. Pero las atrocidades que aún ocurren en el pais generaron indignación pública y lo obligaron a apoyar reformas que podrían ayudar a detener los abusos, si alguna vez son implementadas adecuadamente.
 
Los artículos de esta serie analizan la situación de los derechos humanos durante la presidencia de Peña Nieto: cuáles fueron sus fracasos, en qué aspectos se consiguieron avances limitados y qué debería hacer el próximo gobierno para contener este baño de sangre y fortalecer el Estado de derecho en México.

News