¿Puede contarme qué está pasando en la India y por qué la gente está siendo atacada en nombre de los derechos de las vacas?

El partido gobernante, Bharatiya Janata Party (BJP), y los grupos afiliados a él han estado promoviendo el nacionalismo hindú para conseguir más votos. Dado que muchos hindúes consideran que las vacas son sagradas, estos grupos condenan la matanza de ganado para carne o cuero. La mayoría de los estados de la India ya disponen de leyes que protegen a las vacas, pero esta campaña política se centra en las afirmaciones de que no se está haciendo lo suficiente para proteger a estos animales.

No solo algunos líderes del BJP han exigido en repetidas ocasiones la protección de las vacas y la prohibición del consumo de carne de res, sino que en algunos estados también hemos visto cómo los funcionarios del BJP expresan su apoyo a estos llamados grupos de protección de las vacas.

Este tipo de apoyo político ha permitido que estas turbas ataquen a los comerciantes de ganado y a las personas sospechosas de haber sacrificado vacas y, a veces, toros o búfalos. Creen, a veces con razón, que los autores de estos violentos delitos no se verán obligados a rendir cuentas.

¿Cuán graves son estos ataques de las turbas?

Estos grupos acabaron con la vida de al menos 44 personas entre mayo de 2015 y diciembre de 2018, 36 de ellas musulmanas. Los musulmanes y los dalits (antes conocidos como “intocables” en el sistema de castas de la India) son blancos frecuentes de la violencia porque muchos de ellos tienen carnicerías, y los dalits tradicionalmente se han dedicado a desollar los cadáveres con fines comerciales, como el cuero. Conocí a un padre desesperado que presenció cómo su hijo fue golpeado hasta morir. Dijo que no pudo hacer nada para evitarlo porque le superaban en número. Si hubiera tratado de salvar a su hijo, también lo habrían matado a él.

Entonces, ¿solo son las minorías religiosas y las personas que comen carne de res las que se están viendo afectadas?

No, en absoluto. Estas leyes y la violencia de estos grupos están perjudicando la economía rural en un momento en que la India registra su tasa de desempleo más alta en 45 años.

Antes de que se impusieran estas políticas más duras y se desatara la ola de violencia, incluso los granjeros hindúes vendían su ganado viejo o improductivo porque no podían mantenerlo. Ahora simplemente lo abandonan. Esto ha provocado un notable aumento en la cantidad de ganado callejero en todo el país. Se ha convertido en un problema grave: representan un peligro para el tráfico tanto en pueblos como ciudades; en las aldeas, entran en las granjas y destruyen los cultivos.

Los agricultores han comenzado a encerrar este ganado callejero en escuelas y edificios gubernamentales abandonados, cualquier sitio que puedan encontrar, y muchos gobiernos estatales han tenido que invertir millones de dólares en construir más refugios para vacas.

¿Puede explicar cómo la retórica política ha permitido esta violencia?

Sin duda, estas turbas armadas sienten que las autoridades están de su lado porque ha habido comentarios y acciones, mayoritariamente por parte de funcionarios electos del BJP, con el objetivo de mostrar a los nacionalistas hindúes que el gobierno se toma en serio la protección de las vacas. En algunos casos, líderes del BJP incluso han legitimado públicamente los ataques.

Por ejemplo, en diciembre de 2018, en Uttar Pradesh, un agente de policía que intentó plantar cara a una turba hindú fue asesinado a tiros. La reacción del primer ministro del BJP inmediatamente después del ataque fue referirse a él como un “accidente”. También advirtió que “la matanza ilegal, y no solo de las vacas, está prohibida en todo el estado”, un mensaje que según algunos parecía condonar la violencia.

La policía dijo que iba a centrarse en las personas que mataron a las vacas, lo que desencadenó al ataque de la turba y los asesinatos. La cita exacta fue: “Los responsables de la matanza de vacas son nuestra principal prioridad, el asesinato y los disturbios están en un segundo plano por ahora”.

Usted ha mencionado a la policía, ¿cuál es su papel en todo esto?

En la mayoría de los casos que hemos investigado, vemos que la policía paralizó las investigaciones o, en algunos casos, incluso fue cómplice del encubrimiento de un asesinato. En bastantes casos, la policía presentó cargos bajo las leyes de protección de las vacas contra las víctimas o sus familiares y asociados. A veces los testigos deciden no testificar después de esto.

Un caso que no puedo olvidar es la historia de Akbar Khan, un hombre de 28 años. En julio del año pasado, él y un socio, Aslam, regresaban de Rajastán, después de comprar dos vacas, cuando fueron atacados. Aslam logró huir pero vio cómo los hombres golpearon brutalmente a Akbar.

Más tarde, se dio a conocer que la policía tardó tres horas en llevar a Akbar al hospital, que estaba a solo 20 minutos. Estaba vivo cuando la policía lo recogió pero llegó muerto al hospital. El hombre que avisó a la policía era miembro de un grupo local de “protección de las vacas”. Les dijo a los medios de comunicación que la policía se paró a tomar un té antes de llevar a Akbar al hospital y estuvo coordinando la búsqueda de alguien que cuidara de las vacas mientras él yacía malherido en el coche patrulla.

El incidente fue ampliamente condenado, un policía fue suspendido y otros cuatro fueron transferidos. Tres personas fueron arrestadas por el ataque, pero un legislador del BJP exigió su liberación y pidió el arresto de Aslam bajo las leyes de protección de las vacas.

¿Es habitual que las personas que cometen este tipo de actos violentos no sean castigadas?

Solo ha habido dos casos, ambos en el estado de Jharkhand, donde los acusados han sido juzgados y condenados por delitos graves relacionados con la violencia por proteger a las vacas. En el primer caso, un hombre llamado Alimuddin Ansari fue asesinado y un tribunal de vía rápida condenó a 11 personas y las sentenció a cadena perpetua. Apelaron el caso y el tribunal las puso en libertad bajo fianza en espera de un veredicto final. Lo primero que hicieron fue ir a la casa de un líder del BJP, un ministro del gobierno central. Éste les dio la bienvenida, les colgó una guirnalda del cuello y declaró a los medios de comunicación que él los había asesorado legalmente. Dijo que se sentían aliviados de saber que obtendrían un nuevo juicio.

El segundo caso es el del niño de 12 años que mencioné anteriormente. La turba lo mató a él y a otro hombre y luego colgó sus cuerpos de un árbol. Su padre y el hermano del otro hombre presenciaron el ataque. En diciembre un tribunal condenó a ocho hombres por los asesinatos.

Los abogados aseguran que una de las razones por las que estos dos casos acabaron en condenas fue gracias al testimonio de un testigo ocular. Los testigos se mantuvieron firmes en sus posiciones y testificaron.

Además de la amenaza de violencia, ¿qué tipo de castigo enfrentan las personas en la industria de la carne y el cuero?

En Gujarat puedes ser condenado a cadena perpetua por matar a una vaca: es el mismo castigo que matar a un hombre o una mujer.

En varios estados gobernados por el BJP, el gobierno amplió las leyes existentes que protegen a las vacas y, en muchos casos, aumentó los castigos.

Luego, en enero, hubo un acontecimiento profundamente preocupante cuando el gobierno de Uttar Pradesh aplicó la Ley de Seguridad Nacional contra tres hombres arrestados en diciembre por haber sacrificado vacas. El gobierno recién formado del Partido del Congreso en Madhya Pradesh hizo lo mismo en febrero.

La Ley de Seguridad Nacional está diseñada para evitar de cara al futuro que las personas cometan un delito grave contra la seguridad nacional. Uno puede acabar detenido sin cargos hasta por un año. La justificación para usar esta ley represiva es que así evita que las personas maten más vacas.

Así que la policía paraliza las investigaciones de los asesinatos, o incluso las encubre. Al mismo tiempo, presenta cargos contra las víctimas de los ataques de las turbas que protegen a las vacas.

¿Quién está tratando de abordar esta ola de violencia?

Hay muchos grupos en la India dedicadas a apoyar a las víctimas de las turbas, especialmente para brindar asistencia legal. También hay algunos grupos que ayudan a documentar mejor estos delitos, para llamar la atención del público. Desafortunadamente, el gobierno no recopila datos sobre estos delitos específicos. Así que los grupos de la sociedad civil y los medios de comunicación han asumido esa responsabilidad.

¿Qué más se necesita hacer, especialmente por parte del gobierno?

La Corte Suprema de la India ya ha emitido directivas sobre lo que debe hacerse para abordar estos asesinatos de las turbas. Indicó que los gobiernos estatales deberían asignar a un agente de policía de alto rango en cada distrito para prevenir la violencia y garantizar que haya un enjuiciamiento rápido, y que las víctimas y los testigos reciban protección.

Hay una ley pendiente sobre la violencia comunitaria, es decir, la violencia que se comete cruzando líneas étnicas o religiosas, que debería ser aprobada después de garantizar que cumple con las normas internacionales de derechos humanos.

Pero lo más importante es que el gobierno debe hacer público que los involucrados en la violencia de las turbas serán procesados ​​y que los funcionarios gubernamentales y los líderes de los partidos políticos ya no los protegerán.