Human rights defenders detained by police in Istanbul on July 5, 2017. From bottom left: Nalan Erkem; Nejat Taştan; İlknur Üstün, İdil Eser, Özlem Dalkıran, Günal Kurşun.

© 2017 Bianet

La detención reciente de 10 activistas de derechos humanos es un “duro golpe para la sociedad civil de Turquía, que ya se encuentra asediada, y un alarmante indicador de la dirección que está tomando Turquía”, señalaron hoy los líderes de cinco organizaciones internacionales en una carta abierta al gobierno turco.

Instaron al gobierno de Turquía a liberar en forma inmediata a los activistas y exhortaron a los líderes en todo el mundo a “defender en forma enérgica, decidida y elocuente los derechos humanos, la dignidad y la justicia”

La carta ha sido firmada por Salil Shetty, secretario general de Amnistía Internacional; Ricken Patel, presidente de Avaaz; Kenneth Roth, director ejecutivo de Human Rights Watch; Sharan Burrow, secretaria general de la Confederación Sindical Internacional: y Robin Hodess, directora adjunto interina de Transparency International.

Los defensores de derechos humanos pacíficos fueron detenidos el 5 de julio de 2017 durante un taller sobre protección del trabajo de los defensores de derechos humanos y están siendo investigados por “pertenencia a una organización terrorista armada”.