(Bruselas) – La OTAN y sus Estados miembros deben brindar información que ayude a esclarecer la cadena de acontecimientos que culminó en la muerte de 63 migrantes a bordo de una embarcación en el mar Mediterráneo un año atrás, señaló una coalición de organizaciones de derechos humanos a través de cartas conjuntas enviadas a la OTAN y a diversos Estados miembros que se dieron a conocer hoy.

Las cartas, en las cuales se solicita información sobre el hecho, fueron enviadas el 26 de marzo de 2012 al Cuartel General Marítimo de la OTAN en Nápoles, Italia, así como a los ministros de Defensa de Francia, Gran Bretaña, Italia, España, Estados Unidos y Canadá.

“La apabullante cantidad de muertes ocurridas en el Mediterráneo durante 2011 —el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados calcula que al menos 1,500 personas habrían muerto cuando intentaban cruzar las aguas el año pasado—exige que se realicen esfuerzos conjuntos para investigar y prevenir estas tragedias en el futuro”, afirman las organizaciones en estas misivas.

Las cartas fueron suscriptas por Human Rights Watch, la Federación Internacional de los Derechos Humanos (FIDH), la red euroafricana Migreurop, la red Euro-Mediterranean Human Rights Network, EMHRN, la coalición Boats 4 People y la organización francesa Gisti. Las cartas dirigidas a Francia, Italia, España y Canadá fueron firmadas por organizaciones que integran la FIDH, Migreurop y la EMHRN.

Las organizaciones piden que se esclarezca cuál era la presencia y la capacidad de la OTAN y sus Estados miembros en la zona marítima donde se produjo este trágico episodio. En el incidente, una embarcación averiada con migrantes que escapaban de Libia quedó a la deriva durante dos semanas en el mar Mediterráneo y luego fue arrastrada nuevamente hasta la costa de Libia el 10 de abril de 2011. La embarcación comenzó a tener problemas poco después de partir de Trípoli en la noche del 26 al 27 de marzo de 2011. Pese a los llamados de socorro y a que los sobrevivientes avistaron un helicóptero militar y un buque de guerra, la embarcación no recibió ayuda, y esto resultó en la muerte de 63 de las 72 personas abordo, incluidas 20 mujeres y dos bebés.

Tanto la OTAN como Francia, Gran Bretaña, Italia, España, Estados Unidos y Canadá contaban con buques de guerra patrullando el Área de Control Marítimo de la OTAN que habían sido enviados para vigilar el cumplimiento del embargo de armas sobre Libia desde el 24 de marzo de 2011, dos días antes de que la embarcación con migrantes partiera de Trípoli. En las cartas se pide a las autoridades que brinden información detallada sobre la zona de patrullaje asignada a cada barco y cuál fue su respuesta a los dos alertas que se emitieron sobre esta embarcación a la deriva.

En julio de 2011, Human Rights Watch envió varias misivas a la OTAN y los ministros de defensa de Francia, Italia, Malta y Estados Unidos donde se indagaba sobre el incidente. Hasta el momento no se han recibido respuestas.

Se espera que el 29 de marzo de 2012 la Comisión de Migración de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (PACE) difunda las conclusiones de su investigación sobre este trágico incidente y sobre el fenómeno más amplio de la muerte de migrantes en el mar Mediterráneo.

Lista completa de organizaciones que firmaron las cartas:
Human Rights Watch
Federación Internacional de los Derechos Humanos (FIDH)
Migreurop
Euro-Mediterranean Human Rights Network (EMHRN)
Gisti
Boats 4 People
Ligues des Droits de l’Homme (Francia)
Consejo Italiano para los Refugiados (Italia)
Unione forense per la tutela dei diritti umani (Italia)
Ligues des droits et des libertés (Canadá)
Acsur-Las Segovias (España)