Skip to main content

Senado de EE.UU.: Actuar con rapidez en base a proyecto de ley sobre asalto sexual

El proyecto de ley Franken podría reducir el atraso en el análisis de evidencias en casos de violación para comparación de ADN

 (Nueva York) - La introducción hoy en el Senado de la Ley de justicia para víctimas de asalto sexual de 2009 es un paso importante hacia la eliminación de las evidencias sin analizar acumuladas en casos de violación, señaló Human Rights Watch hoy.

La legislación bipartidista, introducida por los senadores Al Franken (D-MN), Charles Grassley (R-IA), Dianne Feinstein (D-CA), y Orrin Hatch (R-UT), requerirá que el Gobierno federal recabe datos sobre los conjuntos de evidencias sin analizar, conocidos como estuches de violación, almacenados en las instalaciones de policía y laboratorios de criminalística, y dar prioridad al análisis de estas evidencias en los programas de ADN financiados con fondos federales.

"El retraso en el análisis de los estuches de violación es un problema nacional y requiere una respuesta fuerte del Gobierno", dijo Sarah Tofte, investigadora del Programa de EE.UU. de Human Rights Watch. "La evidencia de miles y miles de casos se encuentra guardada sin analizar en los centros de almacenamiento de la policía, mientras que las víctimas esperan en vano justicia. Este proyecto de ley sería un gran apoyo para movilizar sus casos".

Cada año, casi 200,000 personas reportan ante la policía que han sido violadas. A casi todas se les pide presentar la evidencia de ADN recolectada de sus cuerpos, que luego se almacena en un pequeño paquete llamado estuche de violación. El proceso es invasivo y a veces traumático, y tarda entre cuatro y seis horas en llevarse a cabo. Pero los beneficios potenciales son enormes: analizar las evidencias de ADN en un estuche de violación puede identificar a un autor desconocido; confirmar la presencia de un asaltante conocido; corroborar el testimonio de la víctima de violación, y exonerar a los sospechosos inocentes.

En 2004, el Congreso aprobó una legislación para terminar con el atraso en el análisis de los estuches de violación. La Ley Debbie Smith, denominada a partir del nombre de una víctima de violación cuyo caso se vio afectado por el retraso en el análisis de esta evidencia, tenía por objeto proporcionar dinero de las subvenciones a los estados para el análisis de los estuches de violación, pero sus intenciones no fueron cumplidas. De acuerdo a la actual redacción de la Ley Smith Debbie no se puede garantizar que los fondos sean utilizados para el análisis de los estuches de violación y el dinero del programa puede ser utilizado para cualquier prueba de ADN. Y sin exigencias externas, algunos beneficiarios no han utilizado sus fondos, a pesar de que cuentan con grandes acumulaciones de evidencias de violación.

En marzo de 2009, la investigación de Human Rights Watch reveló que existían más de 12,500 estuches de violación sin analizar en las instalaciones de la Policía de Los Ángeles y del Departamento del Alguacil, a pesar de que estos organismos recibieron cerca de $8 millones en fondos de la Ley Debbie Smith de 2005 a 2008. En octubre, el Departamento de Policía de Detroit informó que tenía 10,000 estuches de violación sin analizar en sus centros de almacenamiento y que nunca había solicitado fondos de la Ley Smith. Debido a que no hay leyes federales o estatales que requieren que los organismos de aplicación de la ley rindan cuentas sobre el número de estuches de violación sin analizar en sus instalaciones de almacenamiento, no existen datos actuales sobre el número global de estuches de violación sin analizar en los Estados Unidos.

"Los estuches de violación sin analizar representan una pérdida de justicia para las víctimas de violación", dijo Tofte. "Depende del Congreso proporcionar los incentivos y el apoyo necesarios para que el estuche de violación de toda persona que haya sido almacenado sea analizado, y las pruebas de ADN sean utilizadas cuando proceda para enjuiciar a los infractores".

Entre otros requisitos, la Ley de justicia para las víctimas de asalto sexual de 2009 podría:
• Exigir a los estados que reciben fondos de la Ley Debbie Smith desarrollar e implementar un plan para eliminar su número de sus estuches de violación sin analizar, incluyendo medidas para reducir cualquier atraso en un 50 por ciento dentro de dos años;
• Exigir a los solicitantes de fondos de la Ley Debbie Smith especificar la parte de los fondos que se utilizarán para analizar estuches de violación no analizados;
• Exigir a los beneficiarios de las subvenciones Edward Byrne brindar apoyo al sistema de aplicación de la ley, en base a un programa, para certificar que tienen una política que exige que todos los estuches de violación almacenados sean llevados a un laboratorio de criminalística para su análisis;
• Establecer un sistema de incentivos financieros para alentar a los gobiernos estatales y locales a tomar medidas enérgicas para eliminar el número de estuches de violación almacenados sin analizar;
• Crear incentivos para asegurar un procesamiento oportuno de los estuches de violación;
• A partir de 2011, exigir que cada jurisdicción que reciba una subvención Byrne informe anualmente el número de estuches de violación sin analizar en su posesión al Instituto Nacional de Justicia, quien presentará informes anuales sobre el retraso en el análisis de los estuches de violación al Congreso y los estados.

Your tax deductible gift can help stop human rights violations and save lives around the world.

Región / País