(Nueva York) – La presidenta chilena Michelle Bachelet defendió la participación de Chile en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas durante su visita de hoy a la sede de Human Rights Watch.

“Consideramos que Chile tiene algo que decir y algo que contribuir para consolidar el trabajo de las Naciones Unidas en este campo”, señaló Bachelet en un discurso ante 60 invitados y empleados de Human Rights Watch.

La presidenta hizo referencia a su experiencia personal como víctima de la tortura, una entre las miles de personas que padecieron estos abusos durante la dictadura militar que gobernó al país en las décadas de 1970 y 1980. La presidenta señaló que Chile ha aprendido la importancia de los derechos humanos como consecuencia del “capítulo más oscuro” de la historia del país.

Nunca más, como dijimos en Chile después de nuestra experiencia de los 70s y los 80s,” sostuvo Bachelet. “Y esto es lo que también tenemos que decir en las Naciones Unidas, y obrar en consecuencia”.

Chile es uno de los tres países de América Latina que actualmente están compitiendo por un lugar en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

“La visita de la presidenta Bachelet no podría haber sido más oportuna”, dijo José Miguel Vivanco, director de la división Américas de Human Rights Watch, al referirse a la decisión de la Corte Suprema de Chile de extraditar al ex-presidente peruano Alberto Fujimori para que sea enjuiciado bajo cargos de violación a los derechos humanos y corrupción en el Perú. “El fallo fue una decisión judicial, pero refleja los importantes avances logrados por Chile en el campo de los derechos humanos, gracias a los esfuerzos de las víctimas de abusos, las organizaciones de la sociedad civil y los líderes como la presidenta Bachelet”.