Noticias

Vence el plazo de la ONU para Darfur
El Consejo de Seguridad tiene que actuar
(New York, 2 de septiembre de 2004) — El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas ha llegado a un momento crítico para emprender una acción firme contra las continuas atrocidades de Sudán en Darfur, señaló hoy Human Rights Watch.

Hace 34 días, el Consejo de Seguridad de la ONU le dijo a Jartum que tenía 30 días para poner fin a las violaciones masivas de los derechos humanos y frenar a los janjawid. El hecho de que el Consejo de Seguridad de la ONU no haga cumplir sus propias demandas firmes supone el peor mensaje posible.

Georgette Gagnon  
Subdirectora de la División de África de Human Rights Watch




En la sesión informativa de hoy, el representante especial del Secretario General de la ONU para Sudán, Jan Pronk, presentó un informe que no dice directamente que el gobierno sudanés es responsable de limpieza étnica y abusos continuos en Darfur.  
 
“Hace 34 días, el Consejo de Seguridad de la ONU le dijo a Jartum que tenía 30 días para poner fin a las violaciones masivas de los derechos humanos y frenar a los janjawid”, dijo Georgette Gagnon, subdirectora de la División de África de Human Rights Watch. “El hecho de que el Consejo de Seguridad de la ONU no haga cumplir sus propias demandas firmes supone el peor mensaje posible”.  
 
En su resolución 1556 del 30 de julio sobre Darfur, el Consejo de Seguridad señaló su intención de considerar la imposición de sanciones al gobierno de Sudán, conforme al Artículo 41 de la Carta de la ONU. El Consejo de Seguridad ha impuesto sanciones a las milicias janjawid y un embargo de armas en Darfur, pero no ha autorizado la aplicación de estas sanciones.  
 
En las últimas semanas, Human Rights Watch ha documentado depredaciones continuas contra civiles en Darfur, entre ellas la existencia de 16 campamentos de janjawid armadas que aterrorizan a los civiles a plena vista.  
 
Human Rights Watch dijo que las Naciones Unidas deberían reforzar urgentemente a los observadores internacionales y las tropas en Darfur, imponer un embargo de armas al gobierno sudanés y poner en marcha una comisión internacional de investigación.  
 
Aunque el informe del Secretario General declara que el gobierno sudanés no está protegiendo a los civiles no desarmando a las milicias étnicas janjawid responsables de muchos de los ataques contra civiles—compromisos fundamentales contraídos por el gobierno—no parece que el Consejo de Seguridad vaya a tomar inmediatamente nuevas medidas para proteger vidas civiles en Darfur.  
 
Lo que es más alarmante, Human Rights Watch dijo que el informe no reconoce lo que varias agencias de la ONU y numerosos informes independientes han documentado: el gobierno de Sudán es responsable de estos ataques contra civiles, directamente o través de las milicias janjawid a las que respalda.  
 
“Aunque parece que el Consejo de Seguridad no va a actuar hoy, las Naciones Unidas siguen teniendo la posibilidad de hacer honor a su palabra ante la población de Darfur”, dijo Gagnon.  
 
Human Rights Watch apeló al Consejo de Seguridad para que pida a la Unión Africana (UA), de conformidad con el Título VII de la Carta de la ONU, que aumente el número de tropas sobre el terreno en Darfur y amplíe su mandato para que incluya la protección de civiles. La UA cuenta ahora con 305 soldados sobre el terreno que forman parte de un mecanismo de verificación del alto el fuego. Un plan conjunto de la ONU y la UA, expuesto por el Consejo de Seguridad la semana pasada, movilizaría 3.000 efectivos militares y 1.200 policías de la UA en Darfur. El gobierno sudanés ha rechazado las ofertas de la UA de aumentar su mandato y el tamaño de su fuerza para proteger a civiles.  
 
Gagnon dijo que el Consejo de Seguridad debe establecer una comisión internacional de investigación encargada de reunir pruebas de las atrocidades cometidas en Darfur. El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos hizo esta recomendación en un informe del 7 de mayo y una sesión informativa posterior ante el Consejo de Seguridad. El informe no menciona dicha comisión.  
 
Human Rights Watch instó al Consejo de Seguridad a que imponga sanciones a los máximos líderes militares y civiles del gobierno sudanés, entre ellas la prohibición de viajar y la congelación de bienes, y un embargo de armas a todo Sudán, con mecanismos de ejecución de todas las sanciones.  
 
Ya que se ha cumplido el plazo inicial de 30 días, Human Rights Watch dijo que el Consejo de Seguridad tiene que determinar cuándo se reunirá para tomar nuevas medidas con respecto a la conducta del gobierno sudanés, en cumplimiento de la resolución 1556, y qué nuevos plazos va a imponer.
VERSIÓN SÓLO TEXTO
Comunicado de prensa, 1 de septiembre de 2004 Darfur: Las "áreas seguras" de la ONU no ofrecen seguridad real
Pagina tematica Crisis in Darfur
SUSCRIBIRSE A NUESTRA LISTA DE NOTICIAS
TAMBIÉN DISPONIBLE EN english  french 
REGRESAR