Panamá: El gobierno adopta medida para terminar con la discriminación durante cuarentena por género

Debe protegerse a las personas transgénero ante abusos cometidos por policías y guardias de seguridad

 

(Washington DC) – El gobierno de Panamá ha dado un primer paso importante para abordar la discriminación contra personas transgénero producto de la cuarentena por género al darle instrucciones a las fuerzas de seguridad para evitar todo tipo de discriminación contra la población LGBT, señaló hoy Human Rights Watch. Es indispensable que también emita lineamientos que especifiquen que las personas transgénero pueden cumplir con la cuarentena de acuerdo con su identidad o expresión de género, tal como recomendó Human Rights Watch en una carta dirigida al Presidente Laurentino Cortizo Cohen el 23 de abril de 2020.

El 11 de mayo, el Ministerio de Seguridad Pública emitió un comunicado que indica que “ha conversado con los estamentos de seguridad para evitar cualquier tipo de discriminación contra la población LGBTI” al implementar las restricciones relacionadas con la Covid-19.

“El comunicado del gobierno panameño es un importante reconocimiento de la discriminación que han sufrido las personas transgénero como resultado de la cuarentena por género”, expresó José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch. “Las autoridades de Panamá han expresado el compromiso de abordar las prácticas discriminatorias cometidas por agentes de seguridad. Seguiremos monitoreando la situación para asegurarnos de que la nueva política se aplique”.

El 1° de abril, en respuesta a la Covid-19, Panamá puso en práctica un cronograma de cuarentena por género, que exige que hombres y mujeres permanezcan en cuarentena en días alternados. Sin embargo, como documentó por Human Rights Watch, la medida dio lugar a que policías y guardias de seguridad privada actuaran selectivamente contra personas transgénero y, en algunos casos, las detuvieran y multaran o se les impidiera comprar productos básicos.

En un video difundido hoy, Human Rights Watch presenta las experiencias de dos personas transgénero que sufrieron discriminación al salir de sus casas para conseguir artículos esenciales. Estos casos ocurrieron antes de que el Ministerio de Seguridad Pública emitiera el comunicado y están incluidos en la carta de Human Rights Watch al Presidente Cortizo.

Agentes de policía detuvieron a Mónica, una mujer transgénero de la provincia de Panamá, cuando intentaba entrar a un supermercado en el día designado para que salieran los hombres. Los agentes la palparon en la Casa de Justicia Comunitaria de Paz Pedregal y, mientras lo hacían, le manosearon los senos y se burlaron de su identidad de género.

Heber, un hombre transgénero en la provincia de Colón, contó que policías le negaron el ingreso a un supermercado en un día designado para que salieran las mujeres. Los agentes lo ridiculizaron al decir que no les explicarían a otras mujeres en la fila “lo que era”.

Las experiencias de Mónica y Heber dejan en evidencia la importancia de que el gobierno establezca con claridad que las personas trans pueden cumplir con la cuarentena en los días que corresponda según su identidad o expresión de género, señaló Human Rights Watch.