Skip to main content

RE: La postura de la República de Corea sobre los derechos humanos en Corea del Norte

Estimado presidente Moon Jae-in,

Le escribimos en nombre de 67 ONG y coaliciones, y 10 individuos de 22 diferentes países de Asia, África, Sur y Norte América, y Europa, en relación con la creciente retirada de su gobierno de las continuas violaciones de derechos humanos por parte de la República Popular Democrática de Corea (RPDC).

Primero, nos desconcertó la decisión del gobierno de no copatrocinar una resolución el 14 de noviembre sobre la situación de los derechos humanos en Corea del Norte durante una votación en la Tercera Comisión de la Asamblea General de la ONU (AGNU).  En segundo lugar, nos preocupa la deportación de su gobierno, el 7 de noviembre, de dos pescadores de Corea del Norte acusados ​​de asesinato, a pesar de la obligación de la República de Corea (Corea del Sur) de proporcionar el debido proceso y proteger a cualquier persona que corra un riesgo sustancial de tortura u otra seria violación a los derechos humano después de la repatriación

El 15 de noviembre, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Corea del Sur declaró que la decisión de abandonar el copatrocinio se basó en consideraciones de las circunstancias generales en la península de Corea. Si bien el Ministerio dijo que las preocupaciones del gobierno sobre la situación de los derechos humanos en Corea del Norte no han cambiado, y prometió "hacer esfuerzos para promover sustancialmente los derechos humanos de la gente de la RPDC", agregó que lo hará "a través de la [promoción de] paz y prosperidad en la península de Corea".

Sin embargo, la estrategia de su gobierno corre el riesgo de enviar el mensaje al gobierno de Corea del Norte de que sus crímenes no serán sancionados, ya que Pyongyang podría tener la impresión errónea de que está dispuesto a pasar por alto su comportamiento ilícito a cambio de una mayor disposición a participar en el diálogo intercoreano. No hay razón para dejar de criticar públicamente los abusos contra los derechos humanos. El diálogo y la crítica pública de los derechos humanos no son mutuamente excluyentes. Observamos que la mejora de la protección de los derechos humanos no puede realizarse sólo con la promoción del diálogo, los intercambios culturales o los proyectos de desarrollo. También nos preocupa el enfoque que asume erróneamente que lograr la paz o mejorar la cooperación intercoreana depende de evitar toda discusión oficial sobre las violaciones de los derechos humanos en Corea del Norte. Alejarse de estas necesarias discusiones necesarias sobre derechos humanos sólo alentará a aquellos en el liderazgo de Corea del Norte que son responsables de los peores abusos.

Los debates en 2014, 2015, 2016 y 2017 en el Consejo de Seguridad de la ONU sobre los abusos contra los derechos humanos de Corea del Norte destacaron la conexión intrínseca entre los abusos contra los derechos humanos en Corea del Norte y la paz y seguridad regional. El abandono del Consejo de estos debates es un enfoque erróneo, ya que cualquier solución duradera para la península coreana requerirá abordar el historial de derechos represivos de Pyongyang.

El 24 de octubre de 2019, en la Asamblea General de la ONU, el relator especial de la ONU sobre derechos humanos en Corea del Norte, Tomás Ojea-Quintana, instó a los Estados a explorar vías para un diálogo constructivo y al mismo tiempo para parar de dejar de lado las preocupaciones de derechos humanos durante las negociaciones. Señaló que “integrar los derechos humanos fundamentales en las negociaciones actuales es crucial para la sostenibilidad de cualquier acuerdo de des-nuclearización y paz para la península de Corea y más allá”.

Estamos de acuerdo. En nuestra opinión, el silencio y la inacción en materia de derechos humanos sólo fomentan los abusos. Por lo expuesto, le instamos a que:

  1. Vuelva a unirse a la lista de estados miembros copatrocinadores en la resolución de la Tercera Comisión sobre la situación de los derechos humanos en Corea del Norte antes de su aprobación prevista a finales de este mes en una reunión plenaria de la Asamblea General de la ONU.
  2. Tomar medidas correctivas que garanticen que Corea del sur protegerá el derecho a no ser devuelto a la tortura y otros malos tratos. El gobierno de Corea del Sur debe investigar la deportación de los dos pescadores norcoreanos, publicar sus hallazgos y responsabilizar a los funcionarios que violaron los derechos humanos básicos de los dos pescadores.
  3. Enfatice la decepción de su gobierno con el silencio continuo del Consejo de Seguridad de la ONU sobre la situación de los derechos humanos en Corea del Norte, señalando que los debates en el Consejo ofrecen una valiosa oportunidad para hablar sobre los abusos atroces de Pyongyang como una amenaza para la paz y la seguridad internacionales.

Somos conscientes de que la RPDC considera que las críticas a los derechos humanos son confrontativas. Denunció la resolución de la AGNU como una "provocación imprudente motivada políticamente" e hizo otras declaraciones similares sobre el próximo debate del Consejo de Seguridad de la ONU. Sin embargo, capitular ante las amenazas de Corea del Norte y guardar silencio, no hará nada para alentar mejoras de las condiciones de derechos humanos en este país. Por el contrario, creemos que la única forma de garantizar mejoras a largo plazo es si el gobierno de Corea del Norte escucha continuamente el mismo mensaje sobre la necesidad de un cambio: el mensaje de que la comunidad internacional nunca dará la bienvenida a Corea del Norte a menos que se comprometa e implemente reformas de derechos humanos y comience a cooperar con todos los mecanismos de derechos humanos en las Naciones Unidas.

Gracias por su consideración. Estaremos encantados de discutir estos asuntos más a fondo con su personal.

Atentamente,

 

 

Groups

1969 KAL Abductees' Families Association

South Korea

ALTSEAN-Burma

Thailand

Amnesty International

 

Arakan Rohingya National Organisation 

UK

Asian Federation against Involuntary Disappearances

Philippines

Association of Parents of Disappeared Persons

Kashmir

Association for the Rescue of North Korea Abductees

Thailand

British-North Korean Escapee Community

UK

Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina

Argentina

Christian Solidarity Worldwide

UK

Citizens' Alliance for North Korean Human Rights

South Korea

Commission for the Disappeared and Victims of Violence

Indonesia

Committee for Human Rights in North Korea

US

Conflict Victims' Society for Justice

Nepal

Defence of Human Rights

Pakistan

Democratic Leadership Institute

UK

Families of the Disappeared

Sri Lanka

Families of Victims of Involuntary Disappearance

Philippines

FIDH -International Federation for Human Rights

 

HAK Association

Timor Leste

Health and Human Rights Info

Norway

HHK_Catacombs

South Korea

Human Asia

South Korea

Human Rights in Asia

Japan

Human Rights Watch

 

Human Rights Without Frontiers International

Belgium

Indonesian Association of Families of the disappeared

Indonesia

International Child Rights Center

South Korea

International Christian Concern

US

International Coalition to Stop Crimes against Humanity in North Korea

 

International Commission of Jurists

 

International Parliamentarians' Coalition for North Korean Refugees and Human Rights

 

Jacob Blaustein Institute for the Advancement of Human Rights

US

Jubilee Campaign

UK

Justice Access Point

Uganda

Justice For North Korea

South Korea

Kanagawa Association for The Rescue of Japanese Kidnapped by North Korea

Japan

Kenya Human Rights Commission

Kenya

Korea for All

Japan

Korean War POW Family Association

South Korea

Lawyers Associates

Nepal

Lawyers for human rights and unification of Korea

South Korea

Liberty in North Korea

US

Life Funds for North Korean Refugees

Japan

LUMEN

US

Network for North Korean Democracy and Human Rights

South Korea

NK Watch

South Korea

No Chain

South Korea

No Fence

Japan

North Korea Freedom Coalition

US

North Korea Strategy Center

South Korea

North Korean Human Rights Network

Japan

Now Action & Unity for Human rights

South Korea

Open North Korea

South Korea

People for Successful Corean Reunification

South Korea

Refuge pNan

South Korea

Rohingya Human Rights Network

Canada

SARAM - Stiftung für Menschenrechte in Nordkorea

Germany

South And North Development

South Korea

Stepping Stones

UK

The 88 Project

Vietnam

Transitional Justice Working Group

South Korea

Unification Academy

South Korea

Unification Media Group

South Korea

Unification Strategy Institution

South Korea

Women4Nonviolence in Peace+Conflict Zones

Norway

World Without Genocide

US

 

Individuals

David Alton, Lord

Independent Crossbench Member of the House of Lords & Co-chair of the All Party Parliamentary Group on North Korea 

Janak Bahadur Raut

Conflict Victims of Nepal

Bikash Basnet

Human Rights Advocate, Nepal

Sonja Biserko

Former Commission of Inquiry (COI) member on the situation of human rights in the DPRK & current chair at the Helsinki Human Rights Committee in Serbia

Edita T. Burgos

Chairperson, Free Jonas Burgos Movement, Philippines

Marzuki Darusman

Former UN Special Rapporteur/Commission on Inquiry (COI) member on the situation of human rights in the DPRK

Aileen Diez-Bacalso

Secretary General, AFAD & Franco-German Prize for Human Rights Awardee 2019, Philippines 

Irina Krasovskaya

President, We Remember-Belarus

Yanghee Lee, Ph.D.

UN Special Rapporteur on the situation of human rights in Myanmar / Former Chairperson of UN Committee on the Rights of the Child

Tomás Ojea-Quintana

UN Special Rapporteur on the situation of human rights in the DPRK

 

 

Your tax deductible gift can help stop human rights violations and save lives around the world.

Región / País