Una víctima de la violencia doméstica embarazada de su cuarto en Illinois, el 18 de junio de 2009.

© 2009 Reuters

(Washington) – La totalidad de los miembros de la Cámara de Representantes deben rechazar una versión peligrosa del proyecto de ley para renovar la Ley sobre Violencia contra la Mujer (Violence Against Women Act, VAWA), Human Rights Watch señaló hoy. El proyecto socavaría la ley y expondría a las mujeres y a las familias inmigrantes al abuso, dijo Human Rights Watch. El 8 de mayo de 2012, el Comité de Justicia de la Cámara aprobó una versión que contiene múltiples cambios de las disposiciones existentes de la VAWA con respecto a las inmigrantes víctimas de violencia doméstica y sexual.

“Prorrogar la Ley sobre Violencia contra la Mujer debería constituir un paso más en el establecimiento de una sociedad en la que las mujeres estén a salvo de la violencia en sus hogares y en la calle”, dijo Meghan Rhoad, investigadora sobre derechos de la mujer en Human Rights Watch. “El proyecto de ley aprobado por el Comité de Justicia de la Cámara hace lo contrario. Rechaza el progreso y retira protecciones que han resultado eficaces para ayudar a las mujeres a escapar del abuso”.

La VAWA es la principal ley federal que ofrece protección legal y servicios a mujeres, hombres y niños víctimas de violencia doméstica, así como de acoso y violencia sexual. Promueve servicios para las personas afectadas como centros de asistencia para víctimas de violaciones, hogares temporales para supervivientes de violencia doméstica y programas para abordar la violencia contra personas con discapacidad. Desde su promulgación en 1994, la VAWA ha incluido protecciones para abordar la problemática especial a la que se enfrentan las inmigrantes víctimas de violencia.

El Congreso ha renovado la vigencia de la VAWA en dos ocasiones y el plazo para la tercera renovación se cumple ahora.Un proyecto de ley para su renovación (S. 1925), promovido por ambos partidos, fue aprobado por el Senado con un margen de 68 a 31.

La representante Sandy Adams, republicana por Florida, propuso la versión del proyecto de ley de renovación aprobado por el Comité de Justicia de la Cámara (H.R. 4970), que cuenta con otros 36 patrocinadores. La representante Gwen Moore, demócrata por Wisconsin, ha presentado una versión alternativa del proyecto de ley para la renovación de la VAWA en la Cámara, con 75 copatrocinadores. La representante Judy Biggert, republicana por Illinois, ha propuesto una tercera versión, con un copatrocinador.

El proyecto de ley de Adams propone cambios radicales de las protecciones legales existentes para las inmigrantes víctimas de violencia sexual y doméstica, dijo Human Rights Watch. El proyecto de ley modificaría los requisitos para las peticiones de regularización de la situación migratoria de las inmigrantes maltratadas que se encuentren casadas con ciudadanos o residentes permanentes de Estados Unidos. Estos cambios incluyen la imposición de un nivel de prueba más estricto que el que se requiere para las solicitudes de asilo, y que los adjudicatarios del gobierno puedan violar la confidencialidad y entrevistar a un hombre acusado de abuso acerca de la petición migratoria de su esposa.

“El objetivo de la VAWA siempre ha sido garantizar que todas las víctimas de abuso, entre ellas las víctimas inmigrantes, tengan a dónde recurrir frente a la violencia”, dijo Rhoad. “El proyecto de ley de Adams señala a las mujeres inmigrantes maltratadas que, si denuncian, no sólo podrían acabar siendo deportadas, sino que el gobierno puede poner en peligro sus vidas al informar a su maltratador de que están buscando ayuda”.

El proyecto de ley de Adams debilita aún más las salvaguardias para las inmigrantes víctimas de violencia al socavar el programa de visas de categoría U, señaló Human Rights Watch. La visa U es una permiso temporal que permite que un inmigrante víctima de un crimen grave permanezca en Estados Unidos para asistir a los encargados de hacer cumplir la ley en la investigación y el enjuiciamiento del delito. El proyecto de ley de Adams dispone que las víctimas de crímenes a las que se haya concedido una visa U ya no tendrán derecho a la residencia permanente cuando venza el plazo de la visa temporal. La posibilidad de que sean eventualmente deportadas dará confianza alos abusadores para mantener a sus víctimas en relaciones violentas e impedirá la cooperación de las víctimas con las agencias de la ley, dijo Human Rights Watch.

Por el contrario, el proyecto de ley aprobado por el Senado mantendrá las protecciones actuales para las inmigrantes víctimas de abuso y aumentará de manera limitada el número de visas U disponibles. Otras disposiciones del proyecto de ley del Senado que no se recogen en el proyecto de ley de Adams restablecerían la jurisdicción de los tribunales penales de las tribus indígenas norteamericanas sobre los crímenes de violencia doméstica o de violencia durante el noviazgo cometidos en las reservas y territorios tribales, en los casos en que la víctima pertenezca a la tribu pero no el acusado. Actualmente, estos casos quedan fuera de la jurisdicción tanto de los tribunales tribales como estatales, y las autoridades federales los enjuician en raras ocasiones.

Además, el Comité de Justicia de la Cámara rechazó enmiendas destinadas explícitamente a ofrecer protección a las víctimas lesbianas, gais, bisexuales y transgénero (LGBT) de la violencia sexual y doméstica. Aunque estos actos de violencia afectan a las víctimas LGBT aproximadamente en la misma proporción que a las víctimas no LGBT, la discriminación puede impedirles acceder a servicios sociales como albergues para víctimas de violencia doméstica o recursos legales como órdenes de protección.

“El proyecto de ley de Adams, con sus asombrosas omisiones y regresivas disposiciones, constituye un ataque contra el principio de que todos deben tener acceso a la protección contra la violencia”, dijo Rhoad. “Constituye un gran perjuicio para los 18 años de historia de la VAWA y una injusticia aún mayor para las víctimas de violencia doméstica y sexual, a las que deja abandonadas”.