Skip to main content

Unión Europea: Cumbre desaprovecha oportunidad para abordar sistema de migración

Líderes europeos pasan por alto derechos y presionan por un mayor control en las fronteras

(Bruselas) — La cumbre del Consejo Europeo, que concluyó el 24 de junio de 2011, no hizo ningún avance significativo para abordar las graves deficiencias en las políticas de asilo y migración de la Unión Europea, señaló hoy Human Rights Watch.

Los líderes europeos no contrajeron compromisos para reformar aspectos injustos de la política de asilo de la UE, ofrecer reasentamiento a los refugiados de África del Norte, o intensificar los esfuerzos para prevenir muertes de migrantes en embarcaciones en el Mediterráneo, dijo Human Rights Watch. En su lugar, los debates se centraron casi exclusivamente en la vigilancia fronteriza y el control de la migración.

“Las expectativas eran bajas, pero es decepcionante ver que los líderes europeos se apeguen al mismo paradigma de ‘mantengámoslos fuera’”, dijo Judith Sunderland, investigadora principal de Europa Occidental de Human Rights Watch. “Hay una gran brecha entre la creciente retórica sobre la primavera árabe y la realidad sobre el terreno en Europa”.

En sus conclusiones, el Consejo Europeo hizo hincapié en la necesidad de una gestión eficaz de las fronteras exteriores y aprobó una propuesta para permitir el restablecimiento temporal de los controles fronterizos interiores en el área Schengen. Además, hizo hincapié en la necesidad de establecer alianzas con sus vecinos del sur y el este para “abordar las causas raíz a nivel estructural de la migración”.

La falta de claridad acerca de cómo los Estados miembros defenderían la libertad de movimiento y el derecho al asilo, imponiendo a la vez controles fronterizos, plantea inquietudes sobre si los guardias fronterizos llegarían a la discriminación étnica para tratar de identificar a las personas que no sean ciudadanos europeos, advirtió Human Rights Watch.

El Consejo respaldó las propuestas de la Comisión Europea de revisar varias secciones del sistema común de asilo, incluida la Directiva de Acogida, que abarca la asistencia a los solicitantes de asilo, y la Directiva de los Procedimientos, que se ocupa de los procedimientos de asilo, y reafirmó su compromiso de crear un sistema común para el año 2012.

Algunas de las enmiendas propuestas parecen estar diseñadas para llegar a un consenso mediante la suavización de las normas con respecto a la detención, el acceso a la asistencia social y atención médica, y procedimientos acelerados de asilo, dijo Human Rights Watch.

Los líderes europeos también fallaron a la hora de analizar las preocupaciones sobre el Reglamento de Dublín II, que establece que las solicitudes de asilo deben ser escuchadas en el primer país de la UE al que llega un migrante, señaló Human Rights Watch. Esto supone una carga desproporcionada para los Estados en las fronteras externas de la UE, como Grecia, cuyo sistema de asilo está colapsado y donde las condiciones de detención son abusivas.

“El Consejo habla sobre el sistema común de asilo, pero no parece dispuesto a tomar las decisiones difíciles necesarias para lograrlo”, dijo Sunderland. “Sin la reforma de Dublín, y una mayor asistencia para que Grecia pueda garantizar que sus sistemas de migración y asilo cumplen con las normas internacionales, un sistema de asilo común será poco más que una quimera”.

Asimismo, el Consejo tampoco tuvo en consideración el llamado de la comisaria europea Cecilia Malmström por una mayor “solidaridad en acción” con respecto a quienes huyen de la violencia en Libia. No hizo ningún compromiso de aumentar el reasentamiento de refugiados de África del Norte (menos de 1,000 personas hasta ahora) ni de intensificar los esfuerzos para prevenir las muertes en el Mediterráneo.

Your tax deductible gift can help stop human rights violations and save lives around the world.

Región / País

Tema