(Toronto) - El día de hoy, la Red Legal Canadiense sobre VIH/SIDA y Human Rights Watch presentarán conjuntamente su Premio Internacional para la Acción en VIH/SIDA y Derechos Humanos 2011 al doctor Robert Carr, quien falleció recientemente, y a la organización que él fundó y copresidió, la coalición de Comunidades Vulnerables en el Caribe (CVC). El premio reconoce la extraordinaria contribución del doctor Carr a los derechos de los grupos marginados, promoviendo un mandato por la salud y la dignidad que continúa en el trabajo de CVC a lo largo de la región del Caribe.

El doctor Carr, quien murió inesperadamente a principios de Mayo, tuvo una carrera de incidencia política apasionada en nombre de las personas marginadas que viven con o son vulnerables al VIH, dijeron la Red Legal Canadiense sobre VIH/SIDA y Human Rights Watch. El doctor Carr trabajó en favor de las mujeres y niñas; trabajadoras y trabajadores sexuales; personas gays, lesbianas y transgénero; personas que usan drogas; personas en las prisiones; y jóvenes en situación de riesgo, entre otros. Como director ejecutivo del Jamaica AIDS Support for Life (JASL), el doctor Carr luchó sin descanso para avanzar la causa de aquellos más vulnerables al VIH y de aquellos que han sido discriminados por vivir con el VIH. El fue una voz líder que habló sobre asuntos considerados tabú, como el uso de drogas, el trabajo sexual y las relaciones sexuales entre hombres, insistiendo que los gobiernos deberían poner punto final a la violencia y el abuso.

"Principios y convicciones inflexibles raramente son vistas juntas de una manera tan permanente en la vida" dijo Stephen Lewis, anterior Enviado Especial de las Naciones Unidas para el VIH/SIDA en África. "La inteligencia de Robert era francamente  asombrosa, y el legado que ha dejado en un tiempo tan relativamente corto es invaluable."

El doctor Carr también fue un socio clave en la investigación de Human Rights Watch que generó el informe referencia Odiado hasta la Muerte, donde se documenta la epidemia de violencia homofóbica que alimenta al SIDA en Jamaica.

Aun cuando tenía sus raíces firmemente establecidas en el Caribe, el alcance del trabajo del doctor Carr era verdaderamente internacional. Era el copresidente del Global Forum on MSM and HIV, una red global de incidencia política específicamente dedicada a las necesidades y al bienestar de los hombres gay y de otros hombres que tienen sexo con hombres. También era el copresidente de la Coalición Global de Mujeres y SIDA. El doctor Carr se mudó a Toronto en enero del 2010 para convertirse en el director de políticas e incidencia política del Consejo Internacional de Organizaciones con Servicio en SIDA (ICASO).

Uno de los indicadores más importantes de su legado es el trabajo de la coalición de Comunidades Vulnerables en el Caribe, cofundada por el doctor Carr en el 2004. CVC es una coalición de líderes comunitarios y agencias no gubernamentales que prestan servicios directos a, y en nombre de, las poblaciones del Caribe en alto riesgo del VIH. La coalición trabaja a favor de las personas que son frecuentemente discriminadas en el acceso a los programas de tratamiento para el VIH y cuidados de salud.

"El prejuicio con raíces profundas y algunas veces violento, muchas veces incluido en las leyes y políticas, prohíbe efectivamente el acceso de muchas personas en el Caribe a los servicios para el VIH que salvan vidas,"  expresó Rebecca Schleifer, directora de incidencia política sobre salud y derechos humanos de Human Rights Watch. "Robert Carr y la CVC han hecho un trabajo extraordinario a lo largo del Caribe para desafiar ese prejuicio y empoderar a las personas que son más marginadas y en mayor riesgo de infectarse para que demanden sus derechos y la responsabilidad del gobierno."

El Premio Internacional por la Acción en VIH/SIDA y Derechos Humanos incluye una parte monetaria de Human Rights Watch y la Red Legal Canadiense sobre VIH/SIDA. Peter y June Carr, los padres de Robert, han donado su porción del premio monetario  a CVC. Ian McKnight, Director Ejecutivo de CVC, dijo que el premio permitirá a la organización continuar haciendo realidad la visión del doctor Carr de una sociedad más justa que reconozca la salud y los derechos humanos de todos y todas, incluyendo a través de canales legales para abolir leyes penales de la era colonial que todavía amenazan las vidas y la salud de los hombres gays en países como Belice y Guyana.

 "Para aquellos que conocimos a Robert y respetamos profundamente su trabajo, este premio es un homenaje apropiado para un gran hombre - quien a su vez, inspiró grandeza en otros," expresó Richard Elliot, Director Ejecutivo de la Red Legal Canadiense sobre VIH/SIDA. "Muchas veces vemos como los abusos extensivos de los derechos humanos intensifican la epidemia del VIH y niegan el acceso a cuidados y tratamientos críticos. Es crucial que la coalición de Comunidades Vulnerables en el Caribe continúe este trabajo tan importante de demandar la salud y los derechos humanos para todos."