ELENA MILASHINA

© 2009 Novaya Gazeta

(Nueva York) - Cuatro valientes e incansables defensores de los derechos humanos - de Birmania, la República Democrática del Congo, Etiopía y Rusia - han sido galardonados con el prestigioso Premio Alison Des Forges al Activismo Extraordinario, señaló hoy Human Rights Watch. Los cuatro se esfuerzan por hacer respetar la libertad de expresión, proteger a las mujeres en conflictos y aliviar la terrible situación de los presos políticos, a pesar de las amenazas y la persecución oficial.

Los premios han sido nombrados en honor a la Dra. Alison Des Forges, asesora principal de la División de África de Human Rights Watch durante casi dos décadas, quien murió en circunstancias trágicas en un accidente de avión el 12 de febrero de 2009 en Nueva York. Des Forges era la principal experta mundial en Ruanda, el genocidio de 1994 y sus consecuencias; y este premio anual de Human Rights Watch celebra su extraordinario compromiso y defensa de los derechos humanos.

Los cuatro ganadores del Premio Alison Des Forges al Activismo Extraordinario de 2009 de Human Rights Watch son:

  • Daniel Bekele, abogado y activista de Etiopía;
  • Bo Kyi, co-fundador de la Asociación de Asistencia a Presos Políticos de Birmania;
  • Elena Milashina, reportera de Novaya Gazeta, principal diario independiente de Rusia; y
  • Mathilde Muhindo, activista pro derechos de la mujer dedicada a detener la violencia sexual en la República Democrática del Congo.

"Estas personas extraordinarias se enfrentan diariamente a tremendos desafíos y, sin embargo, trabajan desinteresadamente  para poner fin a las violaciones de los derechos humanos y llevar a los responsables ante la justicia", señaló Kenneth Roth, director ejecutivo de Human Rights Watch. "Esperamos que este premio, con el nombre de Alison Des Forges, les inspire y les proteja en su lucha por hacer respetar los derechos humanos en sus países", agregó.

Los defensores de los derechos humanos son aliados fundamentales del personal de Human Rights Watch que realiza investigaciones en más de 80 países de todo el mundo. El trabajo de los galardonados va a ser reconocido en las Cenas Anuales de Human Watch de 2009 en Chicago, Ginebra, Hamburgo, Houston, Londres, Los Ángeles, Múnich, Nueva York, París, San Francisco, Santa Bárbara, Toronto y Zúrich.

Daniel Bekele, Etiopía

Dentro del espacio siempre menguante para la libertad de expresión en Etiopía, Daniel Bekele, destacado activista contra la pobreza y abogado de derechos humanos, se ha enfrentado a una dura represión gubernamental. Después de liderar una campaña de base para promover la educación y la participación de los votantes en las controvertidas elecciones parlamentarias etíopes de 2005, además de la observación de las elecciones y la reconciliación después de la votación, Bekele fue detenido y pasó dos años y medio en prisión acusado de incitar a la violencia contra el Gobierno. Human Rights Watch reconoce el trabajo de Bekele quien, corriendo un gran riesgo personal, se enfrenta al Gobierno etíope para que respete los derechos civiles y políticos que protegen a todas las personas.

Bo Kyi, Birmania

Bo Kyi, antiguo preso político y co-fundador de la Asociación de Asistencia a Presos Políticos, trabaja incansablemente para lograr la puesta en libertad de los birmanos encarcelados por su independencia y activismo político. Durante los últimos 20 años, Bo Kyi ha demostrado una valentía inquebrantable compartiendo su historia y la de otros presos políticos y denunciando los numerosos abusos cometidos por la Junta Militar de Birmania. Human Rights Watch reconoce los esfuerzos heroicos de Bo Kyi por manifestarse abiertamente en contra la represión birmana y hacer campaña a favor de los que se han atrevido a criticar a la Junta Militar.

Elena Milashina, Rusia

En su destacada labor de periodista de investigación para Novaya Gazeta, el periódico independiente más prominente de Rusia, Elena Milashina expone la verdad sobre los abusos contra los derechos humanos y la corrupción gubernamental generalizada. A pesar de los intentos de Rusia por silenciar a sus críticos y ocultar los abusos, Milashina sigue hablando abiertamente y publicando historias sobre desapariciones forzadas, ejecuciones extrajudiciales y tortura. También sigue investigando el asesinato en 2006 de Anna Politkovskaya, su colega y mentora en el periódico, exigiendo rendición de cuentas al máximo nivel. Human Rights Watch reconoce la valentía de Milashina al enfrentarse a la terriblemente problemática situación de los derechos humanos en Rusia.

Mathilde Muhindo, República Democrática del Congo

Como directora del Olame Centre, organización de derechos de la mujer, Mathilde Muhindo fomenta el poder de las mujeres para luchar contra la discriminación predominante y la horrible violencia sexual endémica en la República Democrática del Congo. Lideró una coalición de organizaciones locales de mujeres para que se promulgara una ley integral sobre violencia sexual. Human Rights Watch reconoce la incansable dedicación de Mathilde Muhindo a proteger la seguridad, la salud y los derechos de las mujeres frecuentemente olvidadas del Congo.