Venezolanos Huyen de Agentes de las Fuerzas de Seguridad

(Washington D.C., 26 de abril de 2021) – Agentes de las fuerzas de seguridad venezolanas han cometido abusos aberrantes contra la población local durante un operativo de varias semanas contra grupos armados en la frontera con Colombia, señaló hoy Human Rights Watch.

Distintas fuerzas de seguridad venezolanas iniciaron la ofensiva en el estado Apure el 21 de marzo de 2021 con el supuesto propósito de combatir a grupos armados que operan en Venezuela. El operativo derivó en la ejecución de al menos cuatro campesinos, detenciones arbitrarias, el procesamiento de civiles ante tribunales militares, y torturas contra residentes acusados de colaborar con grupos armados. Estos casos siguen un patrón similar al de los abusos sistemáticos de las fuerzas de seguridad del régimen que han originado investigaciones internacionales sobre posibles crímenes de lesa humanidad en Venezuela.

Transcript

“Pedro Cabrera”, Familiar de víctimas

Yo miré cuando [los agentes] los sacaron e ellos [mi familia] y empezaron a golpearlos en el piso a mi esposa, que la culpan que ella era guerrillera. Ella les decía que estaba embarazada porque ella tenía dos meses de embarazo, tiene. “y no, que nazca muerto ese hijo.”

Narración

Durante años, grupos armados han operado abiertamente en territorio venezolano cerca de la frontera con Colombia.

En marzo de 2021, en el estado venezolano de Apure las fuerzas de seguridad venezolanas iniciaron una ofensiva contra uno de estos grupos armados.

Apure, Venezuela

Narración

Abusos contra la población local y bombardeos constantes por las fuerzas de seguridad venezolanas han obligado a miles de personas a huir de Venezuela hacia el departamento colombiano de Arauca

Arauquita, Colombia

Narración

cruzando el río que separa los dos países.

Más de 5.800 personas han huido. Muchos viven en albergues hacinados donde es casi imposible mantener el distanciamiento social para prevenir la propagación del Covid-19. En los albergues, hay escasez de alimentos, agua potable e insumos médicos y el acceso al saneamiento básico y la atención médica es limitado. Muchos otros se han refugiado en casas de familiares y zonas rurales.

La mayoría teme por sus vidas si regresan a Venezuela donde las fuerzas de seguridad han cometido atrocidades contra personas acusadas de ser parte o ayudar a la guerrilla.

Familiar de víctimas

Mi familia fue masacrada de forma brutal. Haciéndonos pasar por guerrilleros de las FARC. Cuando ellos son unas personas honestamente, humildemente campesinos, gente trabajadora.

Narración

Estos no son casos aislados. Entre 2016 y 2019, las fuerzas de seguridad venezolanas han estado implicadas en más de 19.000 asesinatos por supuesta "resistencia a la autoridad.” Desde 2014, se han llevado a cabo más de 15.000 detenciones arbitrarias y muchos detenidos fueron torturados. Asimismo, al menos 870 civiles han sido procesados ​​por tribunales militares.

“Pablo Ramirez”, Victima de abusos

Nos llegaron dos tanquetas y se bajaron un poco de militares vestidos de FAES. Empezaron a torturarme con una navaja, me preguntaban que si yo era colaborador de la guerrilla. Como no les decía lo que ellos querían escuchar entonces sacaron un alicate y me agarraron el dedo. Yo ya sentía que ya el dedo me lo iba a partir, me lo iba a arrancar.

“Jairo Urrutia”

Victima de abusos

Llegaron las Fuerzas Armadas. Me tomaron, me amarraron, me golpearon, me montaron en un camión. Duré días detenido en una condición infrahumana. El calabozo medía tres metros de ancho por cinco metros de largo. Todo encerrado sin ventanas. Había 38 personas. No nos dijeron nunca por qué.

Narración

También hubo reportes de saqueos e incendios y de destrucción de casas y cultivos cometidos por las fuerzas de seguridad venezolanas.

“Antonio Rojas”, Víctima de abusos

Quemaron las casas, nos saquearon todo lo que teníamos. No nos dieron tiempo de sacar nada. Salimos únicamente con la ropa que teníamos puesta.

Narración

La Fiscalia de la Corte Penal Internacional está decidiendo si avanza con una investigación sobre las denuncias de delitos de lesa humanidad en Venezuela. La corte debe considerar los abusos en Apure.

Muchas personas que huyeron de Venezuela no podrán regresar a sus hogares pronto. El gobierno colombiano y los donantes internacionales deben garantizar que haya suficiente ayuda humanitaria disponible para ellos y Colombia debe, además, garantizar que quienes decidan quedarse tengan acceso a un estatus legal que les garantice la protección de sus derechos fundamentales.

 

Región / País

Contenido relacionado

Américas
Venezuelans flee from security forces.
Venezuela: Atrocidades por fuerzas de seguridad en la frontera con Colombia