La creación de un tribunal especial en Senegal marca un punto de inflexión en la larga campaña para llevar ante la justicia al ex dictador de Chad Hissène Habré. Habré fue acusado de miles de asesinatos políticos y tortura sistemática durante su presidencia, 1982 a 1990. Habré ha estado viviendo en el exilio en Senegal desde hace más de 22 años.