Las víctimas de agresión sexual en Washington, DC no reciben la respuesta eficaz que merecen y deberían esperar por parte del Departamento de Policía Metropolitana (Metropolitan Police Department, MPD) de ese distrito, señaló Human Rights Watch. En muchos casos de agresión sexual la policía no generó informes sobre los incidentes o clasificó erróneamente las agresiones sexuales como delitos de menor gravedad o de otra naturaleza.