US President Barack Obama waves to the crowd just after he was sworn-in as the 44th President of the United States at the Capitol in Washington.

© 2009 Reuters

Actualización: Un juez militar concedió el miércoles (21 de enero) la petición de la fiscalía de detener por 120 días el procedimiento contra Khalid Sheikh Mohammed y sus cuatro presuntos co-conspiradores.

(Bahía de Guantánamo, Cuba) - El presidente Barack Obama actuó de manera rápid y expedita pidiendo que se ponga fin a los injustos procedimientos de las comisiones militares en Guantánamo, Human Rights Watch dijo hoy.

Human Rights Watch dijo que la orden, que Obama emitió horas después de asumir el cargo, subrayó la urgencia de la decisión de detener la celebración de nuevos procedimientos por parte de las comisiones. La orden impuso a los fiscales de las comisiones militares buscar una suspensión de 120 días de todos los casos pendientes.

"El presidente Obama sabía que lo mejor no era empezar su presidencia con el espectáculo de los procedimientos injustos y caóticos de las comisiones militares", dijo Joanne Mariner, directora del Programa de Terrorismo y Antiterrorismo de Human Rights Watch. "La suspensión de 120 días debe dar al nuevo gobierno un plazo razonable para deshacerse de los casos sin mérito y transferir el resto a los tribunales federales."

En una moción presentada tarde en la noche del martes, 20 de enero, en casos en contra de los  sospechosos del 11 de septiembre y de Omar Khadr, entre otros, los fiscales solicitaron una suspensión de 120 días en los procedimientos de las comisiones militares "en el interés de la justicia". La moción declara que fue presentada bajo la dirección del Presidente de los Estados Unidos y el Secretario de Defensa.

La moción también señala que se presentó "para permitir al recién inaugurado Presidente y su gobierno tiempo para revisar el proceso de las comisiones militares, en general, y los casos actualmente pendientes ante comisiones militares, en concreto".

Esta mañana, el juez militar en el caso de Khadr concedió a la fiscalía la solicitud de una suspensión. La propuesta aún está pendiente en el caso del 11 de septiembre.

Mientras que los jueces militares que escuchan los casos de las comisiones militares podrían negar estas peticiones, es poco probable que elijan prolongar los procedimiento en contra de los deseos claramente expresados del nuevo comandante en Jefe.

La moción de la fiscalía explica que la orden para solicitar una suspensión del procedimiento fue hecha de modo que el nuevo gobierno tenga tiempo suficiente "para evaluar los casos de los detenidos no aprobados para su liberación o traslado a fin de determinar si el procesamiento puede estar justificado por cualquier ofensa que los detenidos puedan haber cometido, y para determinar el mejor foro para cualquier enjuiciamiento futuro".

Human Rights Watch dijo que la redacción de la propuesta sugiere que el nuevo gobierno está evaluando la posibilidad de suspender ciertos casos y de transferir otros a un foro como un tribunal federal. Dependiendo de los hechos en el caso, cualquiera de estas opciones es adecuada, dijo Human Rights Watch.

Previamente a la emisión de la orden presidencial, se celebraron audiencias preliminares esta semana en el caso los sospechosos del 11 de septiembre y de Khadr, un ciudadano canadiense que fue capturado en Afganistán a los 15 años de edad por su papel en un tiroteo que dio lugar a la muerte de un soldado de EE.UU.. La audiencia del 19 de enero sobre el caso del 11 de septiembre se enredó en cuestiones jurídicas complejas que implican el uso de información clasificada documentando la conducta abusiva del gobierno.

"La confusión y la incertidumbre que en varias ocasiones atestiguamos en Guantánamo refleja la naturaleza especial de estos procedimientos de las comisiones militares", dijo Mariner. "Sería un terrible error tratar un asunto tan importante como el enjuiciamiento del 11 de septiembre en un  sistema tan crudo y no probado."

Las audiencias se programaron para el miércoles, 21 de enero, tanto en el caso del 11 de septiembre como en el proceso de Khadr. En el caso de Khadr, que se tenía previsto ir a juicio el 26 de enero, el juez militar indicó ayer que el juicio será
aplazado.

Observadores de Human Rights Watch asisten a ambos procedimientos.