(Santiago de Chile, 26 de noviembre de 2019) – Las autoridades chilenas deberían implementar reformas policiales tras la evidencia sólida de uso excesivo de la fuerza y de graves abusos contra manifestantes, Human Rights Watch dijo hoy. Desde el 18 de octubre de 2019, miles de chilenos salieron a protestar por un aumento en las tarifas del transporte público. Las manifestaciones se ampliaron para reflejar un descontento masivo por profundas deficiencias en los servicios públicos y por la desigualdad económica. Durante semanas de protestas, algunas de las cuales fueron muy violentas, miembros de Carabineros, la policía nacional chilena, cometieron graves violaciones de derechos humanos, incluyendo uso excesivo de la fuerza en las calles, detenciones sin revisión judicial, y abusos contra manifestantes.