El Tribunal Europeo ha emitido 104 sentencias contra Moscú por homicidios y otros ataques
5 de Junio de 2009
Una y otra vez, el Tribunal ha dicho a Rusia que necesita investigar y enjuiciar los actos de violencia en Chechenia.Está bien que Rusia esté diciendo que va a actuar, pero ahora necesita cumplir su promesa. Esa es la única manera de poner fin a los asesinatos y otros actos de violencia.
Allison Gill, directora de la oficina de Moscú de Human Rights Watch

 

(Moscú) - El número de sentencias emitidas por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos responsabilizando a Rusia por violaciones graves de los derechos humanos en Chechenia ha superado los 100, pero el Gobierno no ha tomado las medidas apropiadas para remediarlos, Human Rights Watch, el Centro de Derechos Humanos Memorial, y la Iniciativa Pro-Justicia de Rusia dijeron hoy.

Las sentencias condenan a Rusia por su negativa a investigar correctamente las violaciones y por no responsabilizar a los agresores, en casos que incluyen delitos graves como ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzosas y tortura. En una ronda de consultas sobre derechos humanos entre la Unión Europea y la Federación Rusa del 26 de mayo de 2009, ambas partes acordaron que "las sentencias del Tribunal Europeo de Derechos Humanos se implementarán plenamente y de manera oportuna".

"Una y otra vez, el Tribunal ha dicho a Rusia que necesita investigar y enjuiciar los actos de violencia en Chechenia", dijo Allison Gill, directora de la oficina de Moscú de Human Rights Watch. "Está bien que Rusia esté diciendo que va a actuar, pero ahora necesita cumplir su promesa. Esa es la única manera de poner fin a los asesinatos y otros actos de violencia".

Desde su primera sentencia sobre Chechenia en febrero de 2005, el Tribunal Europeo ha responsabilizado a Rusia por la muerte de más de 200 personas, principalmente mediante asesinatos y desapariciones llevadas a cabo por las fuerzas rusas en Chechenia. El Tribunal dictó su 100ª sentencia sobre Chechenia el 14 de mayo de 2009, y las tres sentencias más recientes el 28 de mayo de 2009.

Como parte de la Convención Europea sobre Derechos Humanos, Rusia está obligada a llevar a cabo los fallos del Tribunal, incluyendo el pago de la indemnización concedida por el Tribunal, y la adopción de lo que se denominan medidas de reparación individuales, que implican la conducción de investigaciones penales adecuadas que terminan con el juicio y la condena de los perpetradores.

Dos tercios de las sentencias de Chechenia se refieren a las desapariciones forzadas, y las restantes, en su mayor parte, a las ejecuciones extrajudiciales, bombardeos indiscriminados, torturas y destrucción de bienes. Hasta la fecha, Rusia no ha responsabilizado a ninguna persona por las violaciones encontradas en estas sentencias.

Al menos 300 casos más, relacionados con violaciones de derechos humanos en Chechenia y otras repúblicas del Cáucaso septentrional se encuentran pendientes ante el Tribunal Europeo.

"Se ha encontrado que Rusia ha violado el derecho a la vida en más casos que cada uno de los otros 46 miembros del Consejo de Europa combinados desde que el Tribunal comenzó a funcionar en 1959", dijo Roemer Lemaitre, director jurídico y de programa de la Iniciativa Pro-Justicia de Rusia. "El derecho a la vida tendrá poco significado en Chechenia hasta que los responsables sean castigados".

En 102 de las 104 sentencias de Chechenia, el Tribunal Europeo sostuvo que Rusia no condujo una investigación efectiva de las violaciones, aunque en la mayoría de los casos había pruebas abrumadoras de que los agentes del Estado eran responsables. Las investigaciones son suspendidas frecuentemente, supuestamente a causa de la "imposibilidad para identificar a los perpetradores".

  
La crítica a Rusia del Tribunal Europeo ha sido particularmente fuerte en los casos en que la identidad de los autores es conocida, pero no ha habido una investigación efectiva que dé lugar al enjuiciamiento y cuando el material del caso demuestra claramente la renuencia de las autoridades rusas a investigar a oficiales de alto rango.

Por ejemplo, en su sentencia Bazorkina v. Rusia, el Tribunal reconoció que el coronel general Alexander Baranov dio la orden de ejecutar a un prisionero, Khadzhi-Murat Yandiyev. La escena, en febrero de 2000, fue filmada por un corresponsal de CNN. Posteriormente, Yandiyev desapareció. El Gobierno ruso hasta el momento no ha adoptado ninguna medida para investigar el papel de Baranov en este delito.

Además, en un fallo de febrero de 2005, el Tribunal Europeo encontró al teniente general Vladimir Shamanov responsable de una operación militar en la aldea de Katyr-Yurt en febrero de 2000 que involucró la "utilización masiva de armas de efectos indiscriminados", y que dio lugar a la pérdida de vidas civiles. Autoridades rusas abrieron una investigación sobre la operación, pero no encontraron evidencia de delito.  

Solamente en un caso de Chechenia, el Tribunal no encontró violación alguna del Convenio Europeo de Derechos Humanos. En este caso, un tribunal ruso condenó a un soldado que había asesinado a un joven checheno a 10 años de prisión. A pesar de que el juicio del soldado no comenzó hasta después de los familiares de la víctima contactaron a la Tribunal Europeo, el Tribunal Europeo posteriormente sostuvo que los familiares de las víctimas habían  recibido la reparación a nivel nacional.

Como parte del Convenio Europeo de Derechos Humanos, Rusia también está obligada a adoptar medidas generales, incluyendo la reforma de la ley y la práctica, para evitar futuras violaciones. El Comité de Ministros del Consejo de Europa, que supervisa la aplicación de las medidas generales, ha identificado cuatro áreas principales de atención en los casos de Chechenia: la mejora del marco jurídico y normativo que rige la labor de las fuerzas de seguridad; la sensibilización y entrenamiento de miembros de las fuerzas de seguridad, la mejora de los recursos internos en los casos de abuso, y la mejora de la cooperación general de Rusia con el Tribunal.

"El Gobierno ruso ha hecho la parte fácil mediante el pago de una indemnización a las víctimas", dijo Oleg Orlov, presidente del Centro Memorial de Derechos Humanos. "Pero no ha implementado el núcleo de las sentencias de una manera significativa".

Durante su reunión del 2 al 5 de junio en Estrasburgo, Francia, el Comité de Ministros del Consejo de Europa, revisará el cumplimiento de Rusia de las sentencias del Tribunal, incluyendo las sentencias de Chechenia.

Dirigentes europeos han mencionado el hecho de que Rusia no ha ratificado el Protocolo 14 al Convenio Europeo de Derechos Humanos. El Protocolo 14 agilizaría los casos del sobrecargado Tribunal y mejoraría el papel del Comité de Ministros en la supervisión de la aplicación de las sentencias. Rusia es el único Estado miembro del Consejo de Europa que no ha ratificado la medida.

"Una de las razones de la sobrecarga del Tribunal, es el gran número de casos presentados en contra de Rusia", dijo Orlov. "Y sin embargo, es Rusia quien está obstaculizando los esfuerzos de reformar el Tribunal. Esto necesita cambiar".

Human Rights Watch, el Centro de Derechos Humanos Memorial, y la Iniciativa Pro-Justicia de Rusia  exhortan al Gobierno ruso a:

  • Ratificar el Protocolo 14;
  • Re-abrir las investigaciones en los casos en que el Tribunal Europeo ha determinado que las investigaciones anteriores fueron inadecuadas y conducirlas de tal manera que garantice que sean significativas y eficaces, conllevando a que los responsables de las violaciones sean llevados ante la justicia;
  • Llevar a cabo un examen minucioso y la revisión de la legislación y reglamentos nacionales en relación con el uso de la fuerza por los militares o por las fuerzas de seguridad para garantizar el cumplimiento de los derechos humanos;
  • Llevar a cabo una profunda averiguación sobre el desarrollo de las investigaciones de abusos cometidos por militares, policías y funcionarios de inteligencia y otras fuerzas en Chechenia, a fin de determinar por qué estas investigaciones son tan ineficaces.
More reporting on: