• Un miembro de la Policia Federal vigila desde su vehículo en el centro de Iguala, Guerrero, en el sur de México, para mantener la paz después de una serie de desapariciones.
    Los esfuerzos de México para abordar la gran cantidad de casos de desaparición forzada y personas llevadas ilegalmente contra su voluntad, ocurridos en todo el país durante los últimos años, han estado plagados de demoras inexplicables y anuncios públicos contradictorios, señaló Human Rights Watch en una carta enviada hoy al Secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong.

Informes

Américas