End Child Marriage in Massachusetts

Child marriage can easily be forced or coerced by parents. Research on the impacts of child marriage shows it is deeply harmful putting girls at risk of negative health problems, interrupted education, poverty, and domestic violence.

(Boston) – Los legisladores de Massachusetts y su gobernador, Charlie Baker, deberían respaldar un proyecto de ley para poner fin al matrimonio infantil en ese estado de Estados Unidos, dijo Human Rights Watch en una carta enviada al gobernador que fue divulgada esta semana. Human Rights Watch también publicó un video en el que niños de escuela intermedia de Massachusetts expresan sus sentimientos sobre el tema.

Entre 2000 y 2016, más de 1.200 niños menores de 18 años se casaron en Massachusetts, según datos del gobierno. En su mayoría eran niñas que se casaban con hombres adultos. Cincuenta y siete de ellas tenían menos de 16 años, la edad legal de consentimiento en el estado. La ley actual establece la edad mínima para contraer matrimonio en los 18 años, pero permite que los menores se casen con el permiso de un juez y el consentimiento de los padres. Cuando se cumplen esas condiciones, no hay límite legal de edad.

“El matrimonio infantil les roba la infancia a los menores y viola sus derechos humanos”, dijo Nesha Abiraj, becaria de investigación sobre los derechos de la mujer en Human Rights Watch. “Massachusetts debería reformar su obsoleta ley matrimonial”.

Human Rights Watch ha hablado con docenas de funcionarios estatales y miembros de grupos preocupados por el bienestar de los niños, incluido el Departamento de Salud de Massachusetts, el Defensor Estatal de los Niños, abogados, académicos, legisladores y operadores de refugios para personas sin hogar o violencia doméstica. Muchos de estos expertos tenían conocimiento directo de cómo el matrimonio infantil en Massachusetts pone a los niños en riesgo y puede atraparlos en situaciones peligrosas.

La investigación ha demostrado que el matrimonio antes de los 18 años es profundamente perjudicial. Pone a las niñas, que son mucho más propensas a ser sometidas al matrimonio infantil que los niños, en riesgo de sufrir daños a su salud, tener un acceso limitado a la educación, caer en la pobreza y ser víctimas de violencia doméstica.

Los menores casados ​​también pueden enfrentar grandes dificultades para escapar de relaciones abusivas y obtener ayuda, incluso de la violencia doméstica y los refugios para personas sin hogar. Algunos menores se casan porque sus padres los obligan o los coaccionan, en cuyos casos los requisitos de consentimiento de los padres no representan ninguna protección.

Protesters from Unchained at Last speak in front of the Massachusetts State House in Boston to end child marriage in Massachusetts, May 2017. 

© 2017 Unchained at Last/Facebook
Los legisladores de Massachusetts están tomando medidas para acabar con el matrimonio infantil. El proyecto de ley de la Cámara de Representantes H1478, presentado por la representante Kay Khan, y el proyecto de ley del Senado S24, presentada por la senadora Harriette Chandler, prohibirían el matrimonio antes de los 18 años sin excepción. El proyecto de ley de la Cámara de Representantes ha sido asignada al Comité Judicial y el proyecto del Senado al Comité de Niños, Familias y Personas con Discapacidades. El 26 de marzo se celebró la primera audiencia sobre el proyecto de ley del Senado. Los legisladores de Massachusetts deberían dar prioridad a estos proyectos de ley y someterlos rápidamente a votación, recomendó Human Rights Watch.

Human Rights Watch está colaborando con una coalición de aproximadamente 40 organizaciones e individuos para poner fin al matrimonio infantil, amparándose en las leyes de Massachusetts. Los grupos incluyen más de 30 organizaciones e individuos asentados en Massachusetts, incluida la Oficina del Defensor del Niño, el Massachusetts Law Reform Institute y la Children’s League of Massachusetts. La coalición también incluye organizaciones nacionales, como Unchained at Last y Tahirih Justice Center, y organizaciones internacionales, incluido UNICEF USA.

Los menores sometidos al matrimonio infantil o a la violencia enfrentan dificultades para contratar a un abogado, solicitar el divorcio o incluso buscar refugio. La ley de Massachusetts limita el tiempo que los niños pueden permanecer en refugios para personas sin hogar sin el consentimiento de los padres, y varios refugios de violencia doméstica dijeron a Human Rights Watch que no admiten a niños a menos que estén acompañados por un padre que también busque refugio.

Otros estados también están erradicando el matrimonio infantil. Delaware se convirtió en el primer estado del país en prohibir completamente el matrimonio infantil en mayo de 2018, seguido de Nueva Jersey en junio. En ambos estados, los proyectos de ley contaban con apoyo bipartidista. En otros estados se han introducido proyectos de ley similares para prohibir el matrimonio infantil sin excepciones.

Human Rights Watch lleva a cabo investigaciones sobre el matrimonio infantil en países de todo el mundo desde hace más de una década. También ha hecho campaña para poner fin al matrimonio infantil en EE.UU.,  en estados como Nueva York y Florida. Muchos países están tomando medidas para acabar con la práctica, de acuerdo con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, que tienen como meta acabar con el matrimonio infantil para 2030.

“Los estados finalmente están tomando medidas para eliminar el matrimonio infantil y proteger los derechos de los niños”, dijo Abiraj. “Massachusetts debería sumarse a la vanguardia de estas reformas y aprobar esta ley para todos los niños en riesgo de matrimonio infantil”.