Sonia Ossorio de NOW-NYC se dirige a la multitud durante una protesta contra las leyes estadounidenses que permiten el matrimonio infantil.

© 2016 Susan Landmann

(Tallahassee, Florida) – Ambas cámaras de la legislatura de Florida deberían aprobar un proyecto de ley para fijar la edad mínima para contraer matrimonio en 18 años, sin excepciones, dijo hoy la Coalición de Florida para Eliminar el Matrimonio Infantil. La coalición, formada por 13 organizaciones, así como sobrevivientes de matrimonio infantil y forzado, hizo un llamado a los legisladores de la Cámara de Representantes de Florida para que eliminen una dañina enmienda de una ley pendiente de aprobación para prohibir el matrimonio infantil.

El 31 de enero de 2018, el Senado de Florida aprobó por unanimidad la ley SB 140, que establece la edad para contraer matrimonio en 18 años sin excepciones. El 1 de febrero, un proyecto de ley idéntico, HB 335, fue revisado en el Comité Judicial de la Cámara. Este comité enmendó el proyecto de ley para permitir el matrimonio de una mujer embarazada de 16 o 17 años, con el consentimiento de los padres y limitando la diferencia de edad de los cónyuges a dos años. Los miembros de la Coalición de Florida para Eliminar el Matrimonio Infantil están haciendo un llamado a todos los miembros de la Cámara para que aprueben la versión original del proyecto de ley, que fija la edad mínima para contraer matrimonio en los 18 años sin excepciones.

“No quiero que ningún otro niño en Florida pase por lo que pasé yo”, dijo Sherry Johnson, miembro de la coalición que ha estado haciendo campaña durante varios años para cambiar la ley. Johnson fue obligada a casarse a los 11 años, en el condado de Pinellas, bajo la ley actual, con un hombre que la había violado repetidamente y la dejó embarazada cuando tenía 10 años. “Creo que este es el año en que vamos a acabar con el matrimonio infantil en Florida. El Senado ya ha aprobado un proyecto de ley que protegerá a todos los niños, y le pido a la Cámara que haga lo mismo”.

Un joven de 16 o 17 años es todavía un niño y carece de los derechos de un adulto y su capacidad para soportar la presión de contraer matrimonio en contra de su voluntad. El embarazo no cambia eso. Además, limitar la diferencia de edad entre una menor casada y su cónyuge no hace nada para evitar la mayor parte del daño asociado con el matrimonio infantil.

Un grupo cada vez mayor de investigaciones demuestra que el matrimonio infantil está asociado con, y en algunos casos causa, un daño severo a los menores casados, independientemente de donde vivan. Un estudio de 2010 encontró que las niñas o mujeres jóvenes en Estados Unidos que se casaron antes de los 19 años tenían un 50 por ciento más de probabilidades de abandonar la escuela secundaria que sus contrapartes no casadas, y sólo el 25 por ciento tenía probabilidades de completar la universidad.

Las niñas que se casan a una edad temprana (antes de los 16 años) en EE.UU. tienen un 31 por ciento más de probabilidades de terminar en la pobreza en el futuro. Las niñas que se casan durante el embarazo tienen más probabilidades de tener un segundo hijo poco después, en comparación con las niñas que se convierten en madres pero no se casan. Un segundo nacimiento poco espaciado está asociado con un menor logro económico y educativo.

De 2000 a 2015, más de 16.400 niños menores de 18 años se casaron en Florida. El 80 por ciento de estos niños eran niñas menores de edad que se casaron con hombres adultos. Los matrimonios infantiles a menudo son forzados o coaccionados por los padres. La ley de Florida actualmente permite que los menores se casen a los 16 o 17 años con el consentimiento de sus padres, y permite que un niño de cualquier edad se case en caso de embarazo si un juez autoriza el matrimonio.

A nivel mundial, una de cada cuatro niñas se casa antes de los 18 años, y 15 millones de niñas se casan antes de los 18 años cada año. La tasa de matrimonio infantil está disminuyendo, pero los aumentos de población significan que las cifras están creciendo. El matrimonio infantil ocurre en todas las regiones del mundo. La abrumadora mayoría de los menores casados ​​son niñas, la mayoría de las cuales se casan con hombres mayores, a veces mucho mayores.

Los investigadores han encontrado asociaciones significativas entre el matrimonio infantil y los trastornos de salud mental y física. Un estudio encontró que casarse siendo adolescente en EE.UU. estaba asociado con un incremento del 23 por ciento en el riesgo de aparición de una enfermedad, tanto físicas como mentales, en las mujeres. Investigaciones de otros países muestran una correlación entre el matrimonio infantil y la violencia doméstica. Las menores casadas a menudo tienen más dificultades que las mujeres casadas para escapar de un matrimonio abusivo o infeliz y acceder a servicios tales como refugio y asistencia legal.

Florida: Hot Spot for Child Marriage?

Did you know children can legally marry in Florida? A bill was just introduced in state legislature which would end child marriage. Please email Florida lawmakers to tell them to support the bill and protect Florida’s girls.

El proyecto de ley del Senado fue patrocinado por la senadora Lizabeth Benacquisto. El proyecto de ley de la Cámara de Representantes está patrocinado por la representante Jeanette Núñez.

Nueva York, Texas y Virginia han aprobado leyes en los últimos años para reducir el matrimonio infantil. Alemania, los Países Bajos y Suecia se encuentran entre otros muchos países que están tomando medidas similares. Florida ha sido un líder en la protección de los derechos de los niños; si el proyecto de ley del Senado se convierte en ley, Florida sería el primer estado en prohibir completamente el matrimonio infantil.

La Coalición de Florida para Eliminar el Matrimonio Infantil incluye a las siguientes organizaciones: AHA Foundation, Children’s Campaign, Delores Barr Weaver Policy Center, la delegación de Florida de la American Academy of Pediatrics, el Centro de Estudios de las Mujeres y el Género de la Universidad Internacional de Florida, Human Rights Watch, Jewish Women’s Foundation of the Greater Palm Beaches, Minority Outreach Solutions, National Organization for Women, Sherry Johnson, Southern Strategy Group, Surly Feminists for the Revolution, Unchained at Last, y Zonta Club of Pinellas County.

“Estoy muy agradecida a todos los miembros de la legislatura de Florida que se han tomado el tiempo de escuchar mi historia y preocuparse por este tema”, dijo Johnson. “Quiero dar las gracias a todos los senadores que votaron a favor del proyecto de ley y a todos los miembros de la Cámara que respaldaron en comisión. Estamos muy cerca de lograrlo y sólo quiero pedirles a los legisladores, desde lo más profundo de mi corazón, que vayan hasta el final y pongan fin a todos los matrimonios infantiles en Florida”.