Ascensión Mendieta ingresa al cementerio donde los restos de su padre están enterrados en una fosa común.

© Modesto Aranda

En toda España hoy en día, decenas de miles de personas siguen enterradas en fosas comunes sin identificar, muchas abandonadas en las cunetas de las carreteras, después de haber sido desnudadas y ejecutadas. Víctimas de la feroz Guerra Civil del país, fueron ignoradas por las autoridades durante décadas como parte del “Pacto de Olvido”, la política oficial acordada en 1977 después de la muerte del general Francisco Franco como una forma de enfocarse en el futuro de España.

Sin embargo, cuarenta años después, el impulso por recordar es más fuerte que nunca. “El silencio de los otros”, una película de la directora española Almudena Carracedo y su esposo y socio cinematográfico Robert Bahar, explora cómo las personas perjudicadas hace mucho tiempo están luchando en la actualidad por el reconocimiento y la justicia. La película, que sigue a varios españoles que tratan de descubrir el destino de sus seres queridos o exponer a sus torturadores, se estrenará en Nueva York durante el festival de cine Human Rights Watch el 19 y 20 de junio.

La idea de la película surgió en 2010 cuando Carracedo y Bahar terminaron su última película, “Made in LA”, sobre inmigrantes latinas que trabajan en talleres clandestinos de Los Ángeles. “Me di cuenta de que había otra lucha por la dignidad y la justicia en mi propio país”, dice Carracedo. “Realmente me duele como un asunto pendiente con el que mi generación debe lidiar”.

La pareja se pasó seis años filmando y 18 meses editando 450 horas de material en esta conmovedora y clara mirada de por qué no hay paz en el silencio.

En el centro de la transición de la dictadura a la democracia en España existió esta noción de avanzar olvidando el pasado, acordado por los líderes de los principales partidos. Estos incluyen el Partido Popular de Franco y el (recientemente legalizado) Partido Socialista de los Trabajadores de España. Aunque las fuerzas victoriosas de Franco cometieron la gran mayoría de estas atrocidades, durante la Guerra y la consiguiente dictadura de 40 años, los republicanos también fueron responsables de crímenes graves durante el conflicto. Ambas partes acordaron una amplia ley de amnistía que impidió el enjuiciamiento e incluso la investigación de crímenes de lesa humanidad.

“Durante muchos años, sólo queríamos borrar de nuestras cabezas todo ese tiempo de amargura y represión”, dice Felisa Echegoyen, una mujer presentada en la película. “Quizás todos colaboramos en ese silencio”. Pero, “la gente no olvida tan fácilmente. Incluso si lo desean. No es fácil”.  

Durante décadas, las víctimas sufrieron en silencio, hasta que un pequeño grupo comenzó a exigir respuestas, incluida la exhumación de sus familiares asesinados. “Un país se mide por la dignidad con la que trata a sus muertos”, dice Carracedo, citando al líder del partido de centroderecha español Ciudadanos. “Este no es un problema que podamos seguir ocultando: al menos 100.000 personas siguen enterradas en las cunetas de España en fosas comunes sin identificar… ¡Y esto es una democracia occidental!”

“El silencio de los otros”, de la directora española Almudena Carracedo y Robert Bahar

© Álvaro Minguito

La película nos presenta a unos jóvenes que quieren enterrar a un pariente perdido hace mucho tiempo, hombres y mujeres que fueron terriblemente torturados y los abogados que tratan de forzar a España a enfrentarse a sus fantasmas.

“Algo que me enoja particularmente es cuando la gente dice: ‘No, sólo estás motivado por la venganza’”, dice Chato Galante, quien describe cómo sobrevivió a la tortura. “Sólo puedes pensar que estás buscando venganza si crees que buscar justicia equivale a buscar venganza”.

“Estamos pidiendo justicia y la verdad. Es todo lo que nos queda”, dice María Bueno, a quien le robaron su hijo presuntamente para entregárselo a otra familia. “Por supuesto que te perdono”, dice Horacio Sainz, otro personaje de la película. “A ti, la persona física que hizo algo horrible porque estabas sirviendo a un régimen que me torturaba. Pero exijo justicia”, añadió.

Como señala un abogado en la película, el papel del Estado no es perdonar crímenes, sino investigarlos: “El perdón es un asunto individual”.

José María "Chato" Galante en la cárcel donde, a los 24 años de edad, fue encarcelado por luchar contra la dictadura.

© Almudena Carracedo

“Me encanta esa cita”, dice Carracedo. “El perdón a menudo se usa como chantaje: no olvidas, por lo tanto, no eres una buena persona, no estás tratando de fomentar una reconciliación”. Pero como señala una de las víctimas, el Estado nunca se disculpó ni pidió perdón.

Como hija de la transición (sus padres fueron activos en la lucha por la democracia), Carracedo creció comprometida políticamente, pero sus preocupaciones se centraban en cuestiones de derechos humanos lejos de casa. Como todas las familias españolas, tiene familiares en ambos lados de la Guerra. “No era algo que se discutiera durante las grandes reuniones familiares si querías llevarte bien con todos”, recuerda Carracedo. “Ahora mi generación es lo suficientemente mayor como para que podamos discutir entre los primos sin ningún tipo de amargura. La retórica de ‘no discutamos’ es algo que hemos aprendido y ahora tenemos que superarla”.

Carracedo y Bahar están presentando la película en el extranjero para crear prestigio internacional y presión antes de proyectarla en España, con el objetivo de promover un cambio cultural que reconozca la injusticia y trate de reparar el daño para que las víctimas puedan morir en paz.

“Queremos usar la película para catalizar estas conversaciones y lograr un cambio real. Queremos ayudar a las personas a sentarse con estas víctimas durante 90 minutos y comenzar un tipo de conversación diferente”, dice Carracedo. “Hemos aprendido desde que éramos muy pequeños ‘venga, no abras esas heridas’. Pero después de ver la película, ¿cómo puedo decirle a esta mujer que no tiene derecho a encontrar a su madre y enterrarla en un cementerio?”

Vea el trailer de El silencio de los otros aquí:

https://vimeo.com/267787396