La imagen muestra un rifle de asalto dentro de un salón de clases ocupado por soldados en la provincia de Chocó, Colombia. Los conflictos armados internos en Colombia han generado graves abusos por parte de grupos armados rebeldes, como las guerrillas o los grupos sucesores de los paramilitares respaldados por el gobierno.

© 2007 Getty Images

Todas las fuerzas militares y los grupos armados deberían rechazar el uso de las escuelas con fines militares durante los conflictos armados, dijo hoy Human Rights Watch. En el Día Universal del Niño, el 20 de noviembre, Human Rights Watch hizo público un video en seis idiomas sobre el impacto que tiene el uso militar de las escuelas en los niños.

En todo el mundo, una gran mayoría de estudiantes en países con conflictos bélicos han visto como ejércitos nacionales o grupos rebeldes se han apoderado de sus escuelas para utilizarlas con fines militares y las consecuencias han sido devastadoras para los niños y su derecho a la educación. Estas fuerzas convierten las escuelas en cuarteles, centros de detención, campos de entrenamiento, depósitos de armas y bases para operaciones militares. A menudo, las fuerzas armadas ocupan sólo una parte del colegio, poniendo en grave peligro a los estudiantes que intentan continuar sus estudios.

“Las escuelas deberían de estar llenas de estudiantes, no de soldados”, dijo Bede Sheppard, subdirector de la división de derechos de los niños de Human Rights Watch. “Cuando fuerzas armadas asumen el control de las escuelas, ponen a los niños y su educación en la línea de fuego”.

Niños y maestros han resultado heridos, otros han muerto y las escuelas acaban destruidas o dañadas, debido a que las fuerzas armadas atacan las escuelas cuando las fuerzas de oposición las utilizan como bases militares. Otras consecuencias del uso militar de las escuelas incluyen cierres a largo plazo, declives en la asistencia escolar y las matrículas, así como daños psicosociales en los estudiantes, maestros y comunidades. El uso militar de las escuelas tiene un efecto especialmente negativo en la educación de las niñas, que corren un riesgo mayor ante la presencia de tropas armadas.

 

Entre 2005 y 2012, las fuerzas armadas o grupos armados han utilizado escuelas en al menos 24 países en conflictos en África, Asia, Europa, Medio Orientey América del Sur.

El reportaje incluye fotografías y videos obtenidos por el equipo de Human Rights Watch durante sus investigaciones, así como por fotógrafos de Magnum y Getty Images que han colaborado con Human Rights Watch.

El video contiene imágenes de archivo de Malala Yousafzai, la adolescente que fue disparada por los talibanes por defender la educación para las niñas en Pakistán, inspeccionando una escuela que había sido dirigida por su padre. La familia se enteró de que había sido ocupada y utilizada por el ejército de Pakistán durante el exilio de la familia Yousafzai del Valle de Swat.

Los estudiantes y educadores que deseen sumar sus muestras de apoyo para acabar con el uso militar de las escuelas pueden contribuir con fotos y lemas a la página web EMUScampaign.org.

Human Rights Watch está trabajando con la Coalición Gobal interinstitucional para la Protección de la Educación contra los Ataques y con expertos y gobiernos asociados para desarrollar nuevas directrices internacionales para mejorar la protección de las escuelas y universidades contra el uso militar. Estas son conocidas como las Directrices de Lucens para proteger a las escuelas y universidades de la posibilidad de ser usadas con fines militares durante un conflicto armado.

Todos los países deberían apoyar el proceso de desarrollo de estas directrices y respaldarlas una vez que estén finalizadas a mediados de 2014, señaló Human Rights Watch. También se alienta a los países de todo el mundo a que promulguen leyes y aprueben políticas para proteger las escuelas y a incorporar las directrices en su doctrina militar, en manuales y durante la capacitación.

“Para el Día Universal del Niño del próximo año, los países deberían dar un paso al frente como defensores de la protección de la educación de los niños y prohibir el uso militar de las escuelas a sus propias fuerzas armadas”, dijo Sheppard. “Es hora de que los ejércitos devuelvan las escuelas a los estudiantes”.

El video está disponible en alemán, español, francés, holandés, inglés y japonés. El video fue producido por Human Rights Watch y la Coalición Mundial para la Protección de la Educación contra los Ataques.